martes, diciembre 05, 2006

carta para este hombre que se ha entristecido

elecciones3d

querido:
se sabía. ¿o no? ¿o de verdad tú (un tipo tan inteligente y lúcido como tú) creíste que ganaría el candidato de la oposición? ni él se lo creía, o a lo mejor sí se lo creía, esperanzado por estadísticas reducidas a los electores de los municipios chacao y baruta. pero teodoro, teodoro sí seguro que sabía que el candidato de la oposición no ganaría, pero también sabía que era necesario que estuviera allí, que ganara 4 millones de votos, que respondiera como respondió a su derrota y que se creciera y no hiciera caso a lo que otros políticos le decían, que todos a la calle y a matarnos (ese matarnos, por cierto, nunca incluye a los políticos que lo proponen, otros siempre son la carne de cañón). era necesario que él se plantara como un señor para ver si de una buena vez por todas se organizaba una oposición creíble y políticamente sensata, para acabar con tantos líderes desinflados y cantinfleados. para ver si al fin con armas auténticas se da un debate democrático. sin decirle a nadie que su muchacho va a pasar a manos del Estado o que le van a poner una gorrita militar en el preescolar, sin ofrecer tarjeticas de débito ni espejitos por oro. baste también para ver si el gobierno se centra en armar un país de todos, se nutre más de barrio adentro y menos de programas educativos lave y listo, se investiga a sí mismo, se responsabiliza, se desintoxica de la sobredosis de corrupción, escucha la voz de los que tienen miedo. ante una oposición con legitimidad, el gobierno a juro tendrá que defender la suya. habrá menos comodidad y menos monólogo (el terrible monólogo actual de los cuatro poderes). y ahora, ante un juego limpio, gobierno y oposición ojalá puedan decir menos y hacer más.
ojalá.

ingenuamente,
m

6 comentarios:

JL Bruzual dijo...

Por esa mariquera de seguir creyendo en esperanzas y en Petkoff de Carambolas y Adecos almidonados con nuevos empaques, es que formas parte del país de los esquivocados.
Sigue creyendo en que algo va a cambiar. No existe algo más equivocado que creer que te van a invitar pal sancocho, cuando lo que están es afilando los machetes para degollarte.
Los Venezolanos deben pensar en cambios más profundos que lo que apenas signifique cambiar a Chávez.
Hay que comenzar a reflexionar sobre el Stablishment de Presidencialismo cogollero que ha hecho mucho daño. Hay que salir de Chávez sí, pero es necesario no seguir con las mismas niguas.
Pensemos en un parlamentarismo, el país renueva su parlamento solo cada cierto tiempo, y que ellos se desgañiten para formar gobierno sin la ingerencia del voto popular. De esa forma el resto del país funciona tranquilamente, sin caudillos ni la necesidad de lideres imbeciles de países equivocados.

la maga dijo...

sr bruzual, la verdad es que yo no creo en nadie, de hecho, aunque no soy chavista, me he declarado todos estos años abiertamente de antioposición. lo único que quisiera es que los políticos comenzaran a hacer las vainas un poco más serpensantemente y menos adecacopeyanamente.
y la verdad es que intentaba consolar a un hombre que está muy triste. darle un poco de esperanzas (esperanzas gallas, diría la nueva generación). ya veo que fracasé en mi intento.

Anónimo dijo...

Maga: yo no creo que hayas fracasado, aunque el pobre hombre siga triste. Con textos como el tuyo, aunque parezca una contribución infinitesimal, también se construye un país, o al menos un paisito privado, discreto y personal que está por ahí en algún lado, como un bonsai resistiendo el huracán grandilocuente.

Yo quiero aportar mi peculiar e ingenuísima contribución. Probablemente gasto mucho tiempo de mi vida leyendo National Geographic y los suplementos semanales de El País. Pero qué cosa tan pavorosa que nadie en nuestra campaña electoral se haya acordado de una cosa llamada ecología. ¿Calentamiento global? ¿Carbono en la atmósfera? ¿Desaparición de las reservas de agua? ¿Cambio de uso de los parques nacionales? ¿Extinción de especies? No chico, todo eso ocurre en otros países, aquí no. Eso sólo sale en una peliculita de un gringo al que llaman Al Gore. Nosotros producimos petróleo por coñazo para los imperialistas, pero ellos son los que joden el mundo, nosotros no. Nos queda petróleo como pa' 50 años, después que nuestros nietos se las arreglen con lo que les va a quedar después de que le saquen hasta la mierda a la franja petrolífera del Orinoco.

Tengo un amigo medio chavista que en estos días escribía en su blog: "La oposición sólo lucha por la defensa de las libertades individuales y de los valores del consumo". Mientras tanto, el gobierno dice que seremos socialistas, pero muestra cifras de cómo aumenta la venta de carros y de cómo creció notablemente el consumo desde el año 2003. O sea, chico, que el consumo ahora es de todos, más demócratico imposible. Chávez dice "Igualdad, igualdad, igualdad". Yo creo que es "Consumo, consumo, consumo". Continuemos con nuestro estilo de vida actual, consumiendo de manera irresponsable, quemando gasolina, pariendo hijos y derrochando nuestros recursos. Eso del medio ambiente es un invento imperialista.

Firma: el anónimo que al final no salió del país el 3-D e igualito se caló todo el predecible show en los canales de TV y los cohetones. Sólo lamento no haber hablado del toque de diana a las dos de la mañana.

Anónimo dijo...

Leanse esto, salió en El País Semanal del domingo:

http://www.elpais.com/articulo/portada/Bienvenidos/Chavezlandia/elpepusoceps/20061203elpepspor_6/Tes/

Anónimo dijo...

Otra vez la dirección del artículo de El País, no salió bien:

http://www.elpais.com/articulo/portada/Bienvenidos/Chavezlandia/elpepusoceps/20061203elpepspor_6/Tes/

Anónimo dijo...

Maga: yo tampoco creo que lo que escribiste sea un fracaso; es muy fácil criticar, sin hacer más. A los pocos que se arriesgan a hacer algo se les critica de uno y de otro lado, hasta del propio.
Y a los que están tristes les digo: no hagan caso de los mensajes desmoralizantes, busquen dentro de sí mismos para que encuentren lo hermoso que todos llevamos por dentro. La esencia del ser humano: el "ser" mismo, que nos impulsa y nos anima a vivir. Salgan y vean que salió nuestro sol, no importa si gana uno u otro, siempre será de todos.