martes, mayo 13, 2008

pájaros equivocados

El primer nombre, el de Papagayo, lo pegamos: Nos habían asegurado en la tienda de mascotas que era varón. También atinamos con el nombre de la que fue la primera señora de Papagayo: Esmeralda. La segunda mujer, blanquísima, también tuvo un nombre que daba en el clavo: Nieve. El problema empezó con los hijos. Ojito, el primero, de enormes ojos negros, se convirtió en Ojita a los pocos meses. Valentina y Cosita Rica tuvieron que masculinizar sus nombres y ahora son Valentino y Cosito Rico. Incluso, nos equivocamos con la personalidad. El Nene, si bien resultó siendo El Nene en masculino, se hizo precoz rápidamente y no hace más que frotarse cuando puede con cualquiera de sus hermanos varones. Ahora nacieron dos nietos de Papagayo, que cargan con la genética numimástica de su familia. Caleidoscopio fue el nombre que decidió Mariana para el primer pajarito aún pelado que se asomó por el nido. Pero un día, Caleidoscopio (hijo de madre azulada y padre verdoso) estrenó un plumaje blanco y negro que desdice de su nombre y lo emparenta con aquella abuela blanquísima. Esperamos que no termine transformado en Caleidoscopia.
Mi hija no se atrevía a ponerle un nombre al último, el más blanco de todos los que han convivido en esa jaula. No se atrevía, no sólo por la historia de los múltiples desaciertos, sino por la antipatía que le causaba ese pájaro que le lanzaba picotazos cuando intentaba tocarlo. Entonces mi hijo pensó en el mejor de los nombres para un ave de mente criminal: Ben Linus, como el líder de Los Otros de Lost. Vamos a ver qué tal le va, porque si sigue la tradición familiar, pronto se nos convertirá en la madre Teresa de Calcuta.

8 comentarios:

abril dijo...

Me encanta como escribes. Pero una cosa, dicen los que dicen que las mascotas suelen parecérceles a sus dueños.
sALUDOS

la maga dijo...

jajajaja, puede ser, abril, mis hijos y yo tenemos mucho de equivocados...pero los nombres sí que los llevamos bien puestos.
gracias por tus palabras.

Anónimo dijo...

ja ja ja ja de pájaros te tengo historia. Mis pericos cara sucia duraron trece años como pareja de macho y hembra. Hasta que hace unos meses, el presunto caballero empezó con un hostigamiento anormal en la jaula. Lo sacamos y cuál fue nuestra sorpresa que puso un huevo, después de doce años consecutivos de la supuesta hembra poniéndolos. Ahora no sabemos si son un par de lesbianitas, si el alimento le indujo poner (una teoría muy rebuscada del veterinario) e inclusive otra peor de bizarra, y es que el condenadito sea hemafrodita, lo cual sería una rareza de uno entre cien mil...
Pero bueno, como en mi familia te tenemos rarezas anatómicas y un paquete de enfermedades raras, pues nada extrañaría...

Abrazo!
Color dorado

Anónimo dijo...

jniiMe gustaría contactarte...

Tú me conoces y no estoy en facebook...

Salud.

la maga dijo...

anónimo, será por email: magamagamaga@hotmail.com o la primera letra de mi nombre y mi apellido en hotmail, gmail y yahoo.

saludos
m

Ya no mas Amorexia. dijo...

jajaj inngenioso juego de palabras y nombres. Muy bueno tu blog, creo que seguiremos viendonos por acá, ojala nos encontremos en las letras.

Saludos desde mi extraño país.

Anónimo dijo...

Estoy encantado de reelerte...

Este sí es un patrimonio histórico nacional (felicitaciones por ese trabajo al otro lado del espejo) ;-)

Eres una profesional y escritora genial.

Tu ángel de la Guardia.

la maga dijo...

¿Y no me puedo voltear y verle la cara a ese angelito guardaespaldas?