lunes, octubre 20, 2008

el cambio

Tengo abandonado el blog. Mi relación con él ha cambiado desde hace meses. En 2004 el blog El Tiempo de Estar Vivos fue mi terapia, el lugar que me sirvió para aliviarme de tantos fantasmas, de tantos miedos, de tantos tormentos. Conocí gente, gente que me ayudó mucho y a la que le estoy infinitamente agradecida. Después, un día y de un plumazo, apreté un botón y borré toda esa información de Internet. Ya ni siquiera quedan rastros de ese espacio virtual. Luego vino éste, El País de los Equivocados, un lugar más lúdico y menos dramático, que me permitía reirme de mis tontas tragedias y mis incontables desórdenes, que me permitía mirar la nación en la que vivo, que me dejaba hablar libremente de la visión impublicable del entorno que puede tener un periodista que no tiene acceso a las páginas de opinión. fue un vehículo comunicacional importante que de alguna forma extraña se fue agotando y dejó de hacerse la necesidad que fue en los primeros días de escritura.
Fui por mucho tiempo una patética actriz de telenovela ventilando a diestra y siniestra mis pasiones y dolores. La exhibición de la ridiculez hay que asumirla con dignidad, así como las metidas de pata y las equivocaciones. Pues a partir de hoy dejo de ser La Maga (nombre pretencioso que para nada describe a esta mujer tímida que soy) y firmo este blog como Mireya Tabuas y a lo mejor al firmarlo termina de morir como proyecto, o a lo mejor cobra una vida distinta. Sólo sé que esta vez, antes de echarlo al basurero, debo estampar mi rúbrica, asumir mi responsabilidad sobre todas estas palabras y dejarme de pendejadas.

11 comentarios:

Ruth Hernández Boscán dijo...

amiga, aprendiz de maga
no digas que no te han salido bien algunos conjuros!
de todas formas me gusta mucho más leer un texto firmado por "Mireya Tabuas"

te abrazo

Lena dijo...

La Maga no es pretencioso.

Eres una Maga.

Para mí al menos...

Que firmes como Mireya me encanta.

(A pesar del cariño a La Maga)

Cuando yo dejé de firmar como Mil Orillas y pasé a isar mi nombre (por consejo de Miguel Marcotigiano) todo cambió para mejor.

Me sentí más comoda escribiendo.
Más segura.
Más tranquila.

Me gusta La Maga. Y me gusta Mireya.

Qué bueno leerte de nuevo...

(No seas tan dura contigo....que eres un SOL!...ojos de sol!)

Un abrazo!

abril dijo...

Mujer.... por supuesto que eres MAGA y con mayúsculas, LA MAGA MIREYA

Gustvao dijo...

Escriba Mireya o La Maga siempre bueno leerla. Espero que no dea el punto final.

saludos

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Cómo se puede dejar ser La Maga con ese par de ojos? Cómo se puede dejar de serlo con esa voz, con esa sonrisa y esa mirada?

“Fui por mucho tiempo una patética actriz de telenovela ventilando a diestra y siniestra mis pasiones y dolores.”

Suscribo a la Sra. Lena, ella tiene razón. Ser uno mismo pasa factura, las podas duelen y las flores, los frutos llegan. La vida es sabia y los cambios -cualquiera que ellos sean- son peldaños a los que debemos subir, caminar, aprender…

Un beso a La Maga Mireya.


Todo lo mejor para ti.

PS: Diego Ramírez son muchos, Silmariat es sólo uno.

Mireya Tabuas dijo...

chicos, no se angustien, para nada es dramático todo esto aunque suene así, en todo caso es tragicómico. Me estoy riendo de mí misma.

La rusa Joropera dijo...

Lo siento pero para mi seguirás siendo mi maga... ojalá y no desaparezcas este espacio también...
UN beso gigante!
La rusa

Mandrágora EN dijo...

Estoy de acuerdo contigo, el blog es terapéutico y adelante con los cambios son indetenibles,
saludos,
abrazo

Anónimo dijo...

Siempre fuiste Mireya...

Un abrazo desde la lejanía...

El ángel (guardián) caído...

Pronto nos veremos, cuando regrese a ese loco país nuestro...

Yegdalys dijo...

Hola! gusto saludarle estimada Mireya. Le escribo para pedirle un poco de su ayuda. Actualmente me encuentro realizando una investigación en relación a los temas tabúes presentes en la Literatura infantil, para ello estoy utilizando su obra " Cuentos para leer a escondidas" que desde mi punto de vista resalta algunas de la temáticas como el amor, la violencia exagerada de los niños, entre otras. Sabemos que actualmente en Venezuela hay pocos antecedentes de este tipo de trabajos, por esta razón quisiera pedirle que me oriente. Si posee información a cerca de este tema, y si no es molestia podria recomendarme algunas bibliografías. He seguido desde hace mucho su carrera, sus escritos, y realmente es un placer poder escribirle. Espero su respuesta. Muchas gracias

Roberto Echeto dijo...

Mireya, uno vino a este mundo a hacer el ridiculo. Asi que no te preocupes. Todos estamos en lo mismo. Un beso y hard.