viernes, mayo 12, 2006

cine comentado

Si algo detesto es tener una persona al lado en el cine que se enfrasca en ser la comentarista oficial de la película. Esa gente, ¿saben?, que predice lo que le pasará al protagonista en la siguiente escena, que jura que sabe lo que pasará al final, que pretende -por demás- que todos los demás mortales la escuchemos, que se hace la loca ante el coro de shhhhhhhhhhh que la envuelven, que le parecen aburridos los espectadores que, como yo, permanecemos mudos -y boquiabiertos- ante la pantalla, esos que intentamos no hacer ruido con las cotufas, que nos metemos obedientes y serenos en el film, que nos creemos los protagonistas, que soltamos lágrimas calladitas o intentamos opacar -a juro, ahogándonos- el llanto contenido (ya ven, soy de las que llora en el cine, lo reconozco, y no tiene remedio. Eso sí, no molesto, intento llorar sin sonidos, como hacia adentro).
Pues me tocó una señora comentarista al lado. De las que joden. Una señora desconocida y ajena que tuve que asumir como compañera brazo con brazo, porque el cine Centro Plaza estaba repleto hace dos domingos y no había forma de cambiarse de puesto. Eso fue en la película Flores Rotas de Jim Jarmusch. Y muchos de sus comentarios explican por qué me gustó tanto esta cinta. A medida que transcurrían los minutos la señora se iba poniendo más nerviosa. "Ese protagonista no actúa", "ese protagonista no hace nada", "ese tipo no se expresa". Y mientras pasaban las escenas se le iban rompiendo las predicciones, los oráculos, que hacía a todo volumen. "Y ahora se va a enamorar de ésta...pero no... ¿por qué?", "y esa es la madre del hijo...pero no...qué pasa, esta película es como rara". Es así como, según su estética teleculebrón, la película terminó mal porque "no tiene final" y no hubo besos, ni boda, ni hijitos. "Esa película es como artística", concluyó, como quien bota algo al cesto de la basura. Mientras, a su lado, yo sonreía, como en una pequeña venganza. La película había sido estupenda.

16 comentarios:

CABINA AÉREA dijo...

Que bueno leerte megamaga. Me reí con la moraleja..je,je

RomRod dijo...

jeje me recordaste cuando silenciosamente procuraba sentarme cerca de Izaguirre en la cinemateca de hace un pocote de años... claro, este si sabía de lo que hablaba...

LuisCarlos dijo...

total, total, querida maga.
Hace poco dediqué un artículo a los que joden los conciertos haciendo ruido.
http://periodismodepaz.bitacoras.com/archivos/2006/05/02/musica-coito-del-silencio-y-el-caos-orden

Si quieres te unes al club.
Pero te quería comentar que tuve una experiencia distinta a la tuya.
El martes estuve en el cine con una amiga, función de las 7 en al ateneo... y éramos los únicos en la sala. Los únicos. Se proyectó la película para nosotros dos... y el vacío de la sala.
Así que lo ocupamos por completo. Fue una película comentada a voz alta, reída... hablamos de la vida y las travesuras... del proyectista... de la guía que nos esperaba afuera solo a nosotros.
De una película donde la gente estaba de más, y el silencio también.

Te lo recomiendo, puedo acompañarte

CURRUSA dijo...

Los políticos y ese tipo de gente no deberían de existir!

Saludos!!!;-)

Jacqueline dijo...

je, je, je!
De las que joden. De esas hay bastantes. Yo tengo una.

Psique dijo...

jajajaja .. bien hecho, por creer que se las sabe todas!

No fué tan mala la experiencia despues de todo! =)

Anónimo dijo...

Me encanta este tipo de espectador melodramatico. En el fondo es mas sincero que nosotros pues confiesa su cursileria.

Mauser

la maga dijo...

mauser: si yo no tengo nada contra el melodramatismo -lloro en el cine-, eso sí, abogo por un melodramatismo de caràcter privado, no pùblico, no en estereo

Anónimo dijo...

vicios publicos rutinas privadas.

Mauser

Miss K. dijo...

No valeee de verdad que te quedas corta con esa clase de impertinencias pero la verdad que en el cine es bastante probable conseguirte varios tipos de Fauna que te describo a continuacion
1) Los que salen del colegio a ver la pelicula y se la pasan pegando griticos por todo y lanzando las mil y una
2)El viejo amargado que critica cada Punto de la pelicula
3)la chama llorona que se le lanza al tipo
4)El tipo que se aprovecha de la tipa llorona
5) La parejita que no encontro Motel vacio....
Hay unos cuantos mas...deberia escribir un Blog de eso....pero la verdad es que el que tu describes es uno de los prototipos mas desesperantes...(Claro si no tomas en cuenta al cabezon que se sienta adelante y no te deja ver), pilas con quien te toca la proxima vez al lado en el cine

Arrepentida de estar en esta equivocacion dijo...

Wow!!!!! gran venganza, tonta!!!
Hubieses pedido un minimo de respeto, pero la gente como tu, tan cobarde...les da miedo hasta pedir espacio propio, se conforman con sonreir al sentirse supuestamente ¨triunfadores¨, cuando en realidad son unos despojos que los demas mueven a su antojo. Esa mujer hizo lo que le dio la gana y tu te la calaste calladita, que ganaste? cual fue la venganza? TONTA.
que asco de blog, no vuelvo a entrar.

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Cada quien tiene una especie de experiencia que contar dentro de la arquitectura del cine nacional.
Lo que yo no entiendo, por lo menos en la pequeña ciudad donde vivo, es la gente que llega con 20 y hasta 30 minutos después de haber empezado la película y se sientan como si nada hubiese pasado.
Lo más sorprendente que me ha pasado fue alguien que se sentó a mi lado y en determinado momento sacó una gran hamburguesa, pero de las más grandes y empezó a comérsela más interesado en la degustación de la misma, que en la misma película.
Gran saludo.

Rodolfo dijo...

jo, detesto esa gente que habla en el cine.Yo también soy de los que se mete en el fondo de las películas mientras las mira.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Los grandes manjares!!!

Regina Falange dijo...

Esas silenciosas venganzas...Luis Carlos escribió algo muy bueno sobre los espectadores estorbos de los concierto, que aplica muy bien a este post.

Maga ya no sé de tí :( Pero te mando un abrazote

Leonard dijo...

La verdad lo que me llamo la atencion es que lloras en las salas de cine y eso es significado que sientes el film mucho mas de lo que no lo hacemos, Buen Post