martes, mayo 22, 2007

parejas XVII.justificación

te quiero con condicionantes, con interrogaciones, con gríngolas, con temores, con dudas, con distancias, con ataduras, te quiero con pánico escénico, con paciencia, con desmemoria, con inconformidad, te quiero con vergüenza, con contradicciones, con rabia, con equívocos, te quiero con pasión, con goce, con deseo, te quiero con ojos, con boca, con brazos, con cerebro, con sexo, con palabra, te quiero con arrepentimiento, con tozudez, con desautorización, con desconfianza, con reincidencia.
Te quiero sin excusas.

8 comentarios:

Muy bonito dijo...

La verdad que son muy auténticas palabras...no quiero importunarle pero gustaríame que ud. saliera un poquito de su campana de cristal (que envidia me da, me gustaría tener una) y escribiera alguito sobre lo de RCTV...

Sé que ud. es diametral como periodista, esperemos que una mujer lúcida como ud. pueda penetrar en ese misterio de por qué siendo felices buscamos nuestras propias desgracias como nación...

Quiero pensar que ud. extendió la pancartota esa que circuló por Caracas, aunque lo haya hecho tragando saliva, vaya!! que quiero decir que lo cortés no quita lo valiente y por más problemas que haya entre las ordenes dentro de la Iglesia todas son solidarias, imaginome que asi debe ser en cuanto a la libertad de expresión y al oficio de periodista...

En todo caso, una dictadura enamorada debe ser lo mas pipa, puro opio...

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Sin necesidad que La Maga se defienda quiero dejar mi opinión sobre el señor "muy bonito" que ni siquiera es capaz de dejar su nombre.

La vida no se limita a si RCTV se cierra o no a si la concesión se vence o no, a si tiene derecho el estado venezolano de hacerlo o no. Una persona como La Maga, a la que usted parece conocer bastante bien, no se limita a vivir en una burbuja o en una campana. Esta es una sola de sus facetas. La que le permite ejecutar una habilidad que tiene, una de tantas.

No se puede pensar que el arte, como el que nos da la Maga, se tiene que comprometer con las convicciones políticas. Si quiere hacerlo, ¡fantástico! Si no, también fantástico. Y eso no hace que no se sienta solidaridad con los colegas que pueden estar siendo injustamente castigados. La Maga verá si eso es lo que piensa o algo diferente y si decide divulgarlo o dar rienda suelta a su capacidad de hacer ficción (bastante real por cierto)

arena dijo...

querer con desmemoria, con reincidencia, sin escrúpulos... es una forma de vivir, aunque se reincida

Muy bonito dijo...

Y para qué a ud. le interesa que me identifique?...

Además es señora, no señor muy bonito...

La verdad es que yo pienso que la maga no necesita quien la defienda, pero visto está que aquí siempre hay alguien que interpreta los textos sagrados...

Cuando la interrogo lo hago no como ofensa sino convencida de que seguro doña maga tendrá bastantes cosas filosas que decir sobre el fin de la democracia en el país que tiene hora fija y terminará, como van las cosas, afectando hasta las mismas prácticas amatorias y veladas de parejitas tortolitas...

Sin necesidad de tratar de acomodar las cosas ni complacer a nadie me parece que ella podría escribir sobre eso y entender mi llamado al compromiso con el momento tomando en cuenta que la maga parece de esas periodistas de la vieja escuela y tal y tal...

Mil Orillas dijo...

Maga, es sublime...

¿preparas un libro de esta serie?

la maga dijo...

señor o señora muy bonito: la verdad es que tengo una visión muy propia de todo el asunto rctv, si tengo un tiempo (me matan las tareas) publicaré algo en el blog. eso sí, no espere golpes de pecho, ni de un lado del pecho,ni del otro. ya sé, me criticará, pero siento que me he vuelto demasiado indiferente a la "opinática pública".

mauricio: gracias por comentar, me alegra mucho saber que me sigues leyendo, mi buen amigo colombiano.

mil orillas: querida, sería para mí un acto de soberbia pensar en publicar estos escritos, no son más que cosas que están saliendo, pero mil gracias por tu comentario.

Leo Felipe Campos dijo...

Maga. Un gusto pasar por acá. Recibe un abrazo mientras te sigo leyendo.

Anónimo dijo...

Si extrapolamos el texto también se podría aplicar a cómo nos queremos los Venezolanos, desde ambos lados del corazón o desde todos los lados.

Chita