jueves, julio 26, 2007

-maldita sea-

me bañé en alcohol. coloqué tapones en mis oídos. me vendé los ojos. me forré en plástico de pies a cabeza. me envolví en mantas. me puse la armadura. me planté un escudo. me metí en cúpula de cristal. me encerré en el baúl. boté las llaves. me hundí cien metros bajo el mar.
había silencio.
sin embargo -maldita sea- inútiles accesorios.
aún puedo sentir.

5 comentarios:

Yadi dijo...

Mejor explicado jamás!!!! Exactamente asi me siento el día de hoy....es que uno dentro de toda esa capa de concreto no deja de estar relleno de chocolatico derretido.

Beshosssss
Yadi
www.yadiego.com.ve

Regina Falange dijo...

Sentir es como naufragar...

En clave Pizarnik te diría que sueñes que acaricias las arenas de la orilla

Abrazo dorado

delroy dijo...

Entre el dolor y la nada, prefiero el dolor.

râga dijo...

es el tequila, te lo dije!

al menos no nos tomamos el tequila de la gata...

un beso

la maga dijo...

no, raga, el post fue anterior al tequila y el tequila, en mi caso, fue poco porque tenía que manejar.

delroy, pensé que habías desaparecido de este espacio, bienvenido. un beso.