domingo, julio 22, 2007

la sal

hoy fui a la playa. recordé la frase de mi mamá: "no hay que quitarse el agua de mar, la sal es buena, la sal me tiene así". Y a sus 88 años muestra su rostro despojado de las arrugas que tienen los otros rostros, más jóvenes, de la casa hogar. Y enseña las piernas, coqueta, esas piernas duras que las enfermeras comentan. Y su piel, sin esa celulitis y esas estrías que se instalan en cuerpos que aún no han parido. "es la sal", asegura y revela el secreto de su amor vasco por la playa.
y entonces veo la ducha y no me quito la sal.
y duermo con la sal. como siempre hizo ella.

10 comentarios:

Caty dijo...

Me encanta este post!

Tan bella tu mami.

A mi me encanta quedarme con el olor a mar!

Anónimo dijo...

¿y si te quito esa sal con la lengua?

Nostalgia dijo...

yo probé.
pero me entró una piquiña en todo el cuerpo que fué inevitable la ducha de agua dulce :(

Aldo Tiezt dijo...

la sal también sirve para curar heridas

Ophir Alviárez dijo...

Dicen que orea, que preserva, debe tener razón tu mami, sí...

OA

râga dijo...

parte de esa sal quedo regada por toda mi sala!
a ver si se me pone lindo el piso!

te quiero amiga, un beso

Naty dijo...

Me quedaré saladita la próxima vez (te avisaré si funciona)... Saluditos ;)

Aldo Tiezt dijo...

Señora Maga, yo duermo con sal todas las noches. La sal me sale de los poros. Me baño en azúcar y nada, pero envejezco sin remedio. Son viejo, lejano.

Marilyn dijo...

Tomare el consejo de tu mama!
Saludos =)

Andres F. Guevara B. (Tupi) dijo...

La sal tiene una connotación sagrada. En la India es sinónimo de lo eterno, lo atemporal; eco de Libertad.