miércoles, agosto 29, 2007

un cuarto con un enchufe

en algún momento (o siempre) mi primer blog fue un reality show. unos lo cobijaron, otros lo odiaron, otros se burlaron de él, otros me apoyaron, otros me quisieron muchísimo, otros chismearon. en fin, como lo burdo, dio para todo.
en este justo momento mi vida es un reality show de los horrorosos, pero de los horrorosos de verdaíta, no es un chiste, es como esos programas mayameros donde sale la mujer esa ¿cómo se llama?, Cristina, poniendo a pelearse a parejas de peruanos porque él le montó cachos con el papá de ella, o porque él la encontró en la cama con su abuela mientras el niño menor filmaba la escena para montarla en you tube. pero no me expondré más al escarnio público. sólo escribo esto por si alguien sabe de algún sitio a donde me pueda ir, una semana quizás, con una laptop que me voy a comprar, a olvidarme de todo y terminar mi tesis porque sino -para colmo- me van a botar de la universidad. (ya una vez dejé de escribir por culpa de lo mismo). necesito un cuarto en una casa de pueblo. un cuarto con un enchufe y pan de jamón como el chavo y agua. nunca he pedido ayuda por esta vía, pero como he conocido a gente tan maravillosa, creo que en esta oportunidad debo pegar un grito por acá.
favor escribir a magamagamaga@hotmail.com

3 comentarios:

CABINA AÉREA dijo...

Querida Megamaga: Yo que te leo desde el comienzo...sé que todo pasará y renacerás como una reina..
Tranquila, cómprese su laptop y teclee sin parar....si quieres salir de Ccs y venir a temperar a valencia unos días, bienvenida serás.
Solo avisa, un beso
BEA

La Gata Insomne dijo...

yo no te ofrezco nada, porque de aquì vienes
mmmmmmmm en San Juàn de las Galdonas, creo que puedes hacer todo lo que tienes pendiente... y quièn sabe... algunas cosas que no preves aparecen

saludos sin algas y suerte!!!!!

La rusa Joropera dijo...

Queridisimisima Maga!
Amablemente te ofrezco mi casa en Barcelona. No podría ofrecerla a nadie más noble que tu!, si te apetece y tienes las posibilidades de darte un brinco aquí la espero, tiene un cuarto y paseos maravillosos cerquitica de la casa donde puedes sentarte a escribir sin monstruos
La rusa