jueves, agosto 30, 2007

todo pasa

y de pronto algo, como el fantasma aplomado y justo de la lucidez, te hace entender que en la vida todo pasa, y así uno se tropiece con la misma piedra 118 veces, hay que andar, aunque uno no sea un 4 x 4 todoterreno, y brinque y vuelva trizas los amortiguadores. Si uno se metió por ese camino de tierra, hay que salirse de él, que ya vendrá la autopista.

5 comentarios:

Martha Beatriz dijo...

si todo pasa...aunque en el momento uno piense que el error o el malestar será eterno. Un abrazo para tí.

râga dijo...

a veces hemos decidido andar descalzos y la herida es justo en la piel...

pero a algunas piedras hay que volarles por encima, dar un salto sobre ellas, dejarlas ahí, como piedras...

ojalá consigas ese lugar amiga

cuido niños si lo necesitas!

dos besos

La Gata Insomne dijo...

¿qué tal si de una buena vez metes la mocha en retroceso?

que el viento te alborote el cabello cuando vayas por la autopista

Anónimo dijo...

hasta la ciruela pasa...

El Broder dijo...

Eviri zing is gon, pasa la vida, pasa la muerte, y tus manos se desparraman y la vida y la muerte corren a traves de las manos, todos los dias van pasando, y pasan y pasan y quieres detenerlos pero corren muy duro, mas que tu, y viene el otro, y el fin de semana y el lunes y el viernes y el fin de semana, ries, lloras, comes, ayunas, las prestaciones, Enero nuevamente, y ya Diciembre esta encima, las gaitas en Septiembre, y la Gorda que se va, y la gorda que viene con su viandota llena de arroz con mayonesa y un filete de brotonsaurio una big Cola que no puede faltarle, en la tarde se la pasa cagando, se recupera y se va para su casa para ell otro dia hacer lo miso, y se repite dia tras dia hasta que la gorda reviente o acabe con la existencia de mayonesad