lunes, diciembre 19, 2005

Dios

Dios es colombiano
Dios, también, es poeta
Dios está demasiado ocupado armando un mundo
su rompecabezas
Dios está muy alto, no ve de lejos
y yo, por Dios, soy tan mortal
Me pierdo en las multitudes
Dios no me ve
Todo es silencio en Cartagena de Indias

9 comentarios:

Fedosy dijo...

Hermosa Cartagena, no?

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Con una hija así...
Qué más se puede pedir?
Es más, son las cosas que me hacen pensar que Dios existe.

Un beso para ambas.

Todo lo mejor para Ustedes.

El "Dulzor de Ostras" dijo...

Lo que uno se encuentra.
Dicen que la curiosidad mató al gato.
Es muy bueno ser gato de vez en cuando, no?

Interesante blog, pasaré más seguido por aquí

SALOMON dijo...

DIOS NO ES MÁS QUE UNA PALABRA PARA EXPLICAR EL MUNDO (ALPHONSE DE LAMARTINE)

Martha Beatriz dijo...

Bueno hoy los escritores me amanecieron en una de religión, esta atea se resiste a caer en sus redes. Bienvenida, M. y cuando puedas ponte de acuerdo con F. para recoger tu chocolate.

Tecnorrante dijo...

Hey! Este poema está muy bueno!

ベル dijo...

No creo en dios, ¿cómo creer? si no sé si existe o no.

Entonces ni siquiera puedo hablar de él... ni asumir que hace o deja de hacer...


Todo es silencio... donde sea.

LuisCarlos dijo...

Al parecer terminamos hablando hoy de poesía.
Pero sí estiro un poquito tu post, maga. Yo también sostengo que Dios es colombiano: Definitivamente tiene que serlo.
Es más, Dios es Gabo. Así de sencillo. Está escribiendo una gran novela llamada "Venezuela" para despedirse del mundo. Exacerbó a macondo, creo un terruño después del vendaval y le puso un gentío. Ahora juega. Sólo eso. Juega. No otra cosa hace Dios con el verbo.
Que fue lo primero...
y será lo último.

Por otro lado: te envidio. Yo también quiero saltar un ratito esa frontera, desertar un poquitillo e irme a buscar unas natillas por allá.
Un abrazote navideño.

Regina Falange dijo...

Maga:

Mi relación con Dios (y que no suene a evangélico) ha sido de amor y odio. Más que todo, de amor. Cuando me le pierdo, una ráfaga me abofetea y allí lo veo: Dios, potente, poderoso, dándole a mi vida el vuelco que merezco y necesito.

Dios es omnipotente y camina de tu lado en Cartagena. Pero hace poesías con un cielo brillante -muy brillante hoy 21 de diciembre- en Caracas. Dios se tragó los deseos que escribí a las 2:38 de la madrugada de este miércoles para recibir a una cosa que mentan el espíritu de la navidad -sí, soy pavosa y lo sabes- y le puso un lazito al sol...

...Además, me prometió que te acompañará hasta que lo descubras un poco más en Cartagena

Dios es esa fuerza que grita cuando el mundo calla...Te quiere mucho!

Color otrora dorado