viernes, junio 02, 2006

comentario

hay que ser irresponsable, irrespetuoso, irreverente, irreal, irreemplazable, irreflexivo, irrefrenable, irrepetible, irresistible. incluso irritable.

también irrompible, pero eso es más difícil.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Ingenua.


Sub-Comandante Mauser

Anónimo dijo...

irrisorio...

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Y hay que ser irracional para no reconocer estas verdades :)
saluditos

Nostalgia dijo...

Decididamente un post
Irrefutable..
cariños ♥

Sikanda dijo...

Insensata. Esa es la mía. Que si em rigiera por la sensatez, no estaría en las que estoy :P

Inquieta. Con mi último post, se comprueba XD!

Besos :-*

Anónimo dijo...

Estoy en una etapa depresiva y solo me da por ser idiota, pero ahí te doy indiana, indi, indicada...

Mauser

Las relaciones anales me gustan despacito y con vaselina.

Laura dijo...

Quizás falta en la lista "intenso" y por qué no "ignorante"? Por ma´s que sea, por más que intentemos lo contrario, todos lo somos... siempre.

JOSHUA dijo...

Maga te has ido... has desaparecido de mi espacio... vuelve amiga mia.

Anónimo dijo...

Maga, quiero que me busques un hombre ya... tengo el ano dilatado.

Sub- Comandante Mauser

Anónimo dijo...

Señora Aprendiz de Maga,
Este asunto de disparos sin o con cañones quedo dilucidado entre usted y yo en correspondencia privada. Otro mauser disparara desde hoy!

Me despido formalmente de usted una vez desvelada mi mascara isabelina. Ha sido un placer navegar por estas aguas del golfo triste con mi rifle anticuado a cuestas que hoy cuidare de guardar en el desván como una reliquia.

Sra. Aprendiz de Maga, reconozco que Usted no merece la puntería errática ni el apetito desmesurado de un cazador furtivo sino la permanencia de un húsar en su gabinete.

Le saluda con afecto y mucho respeto,

Mauser

Naky Soto dijo...

¿Irracional? ¿irreductible? ¿irregular? ¿irremediable? ¿irrespirable? ¿irreversible? ¿irrisoria? ¿irritante?

Antonio Núñez Aldazoro dijo...

¿Por qué no infantil? Si no somos a veces infantiles no tenemos la capacidad de asombrarnos, de maravillarnos, de soñar, de creer ciegamente, de esperar con ingenuidad que algo bueno y mejor siempre va a pasar, a pesar de los fantasmas y los ruidos que nos inquietan al final del pasillo, en el cuarto de lo corotos, en el apartamento de arriba...