lunes, junio 26, 2006

el día después

no te extirparon un órgano, no cayeron piedras del cielo (ni te dieron un cocorronazo), no fue el fin del mundo, no dejaste de ver, tampoco dejaste de dormir, no te salió un cacho en la frente, no te hizo una marca el diablo, no te miraste distinta al espejo, no te cayó un balde de agua fría, no te despertaste con el pie izquierdo, no te quitaron el Avila, no te pisó un tren, no te aplicaron electroshock, no desapareciste del mapa, no te moriste, chica, no te moriste.
ni siquiera piensas en eso.
y ni lo lloras, tú que lloras hasta con el final de la película Cars (para que veas).
aquí estás vivita y coleando y el mundo te estira los brazos.
la vida sigue y te anhela.
o al menos eso crees.

9 comentarios:

LuisCarlos dijo...

Un ronda de vino para la peña de los equivocados.
Póngale fecha.
Allí estaré.

Consuelo dijo...

Nada facil... incluso una separación nos mueve el escenario, nos cambia la historia, nos asalta la vida. Que decirte de un divorcio?

Pero cualquier gran o pequeña tarea es propicia para reevaluar horizontes y empezar de nuevo, un antes y un despues.

Perséfone dijo...

Mis saludos y respetos para ti, Maga.

--La vida te anhela y anhela tus letras.

EBE dijo...

Bravo mi megamaga, bravo por tí

Perla de Baily dijo...

Mucha magia como para que se derrita con un divorcio

Toda la gloria sea suya

Troka dijo...

Siempre nos imaginamos cómo será ESE día y cuando llega, nada, un día más y estamos vivos y resueltos a echarle bolas a la vida.
Un abrazo!!

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Amiga, si puede, encuentre el capítulo final de Natalia de 8 a 9, la original con Gustavo y Marina, de nuestro Cabrujas..., luego hablamos.

Todo lo mejor para ti

Anónimo dijo...

Las situaciones, la cosas, las apariencias y las apariciones se nos escapan, se no van, ya no son nuestras, aunque alguna vez creímos que lo eran. Mañana la chica eterna vuelve a "la bota" de donde aunque ella no sabe pertenece. Me deja sin haberla tenido de nuevo, me deja un halo de tristeza de la lejanía por la lejanía, de murmullo de un gol al final de una barra de bar de mala muerte en la que poco me importa qué equipos juegan y quién gana a quién. Se me revuelve el alma al pensar que todo esto ni siquiera me duele, ni siquiera me arrecha. Sólo me da un temblor y una incertidumbre incontrolable que ni cualquier hipnótico, ni cualquier ansiolítico calma. Aunque tenga tanta gente cerca, cada vez me siento más solo... aunque no la haya tenido, aunque no la haya tomado. Ayudame tú también a resistir este dolor que nadie conoce como tú, maga, a quien nos une ser par de equivocados en este país que nos maltrata, el país de la ilusión, el país del sueño, el país del desamor, el país de estar y no estar, de desencuentros y destinos cruzados nunca detenidos en el mismo lugar ni a la misma hora. Disculpa el ejercicio libre de la palabra en tu blog, pero era necesario decirle a alguien como tú que hoy muere de nuevo un poco de mi y, lo peor, he decido no asistir a un funeral tan triste como ése, el funeral de una parte que se me muere a diario entre mis propios brazos. Nos vemos en el dolor, nos vemos en el aura, nos vemos donde los equivocados se abrazan como cronopios disfrazados de famas con sentimientos de esperanzas. Te quiere, tu peor confidente...

Kareta dijo...

Felicidades Sra Periodista!!!! Un abrazo!