martes, junio 20, 2006

La tristeza

Estoy harta de los pasos de cangrejo. Estoy cansada de los últimos dos años. No aguanto ya esta pesadez. Todos los días hay un problema. Cuando vienen las historias buenas: mi hijo, por ejemplo, que lo creía tan contento con su suerte, en un minuto se destronan. Y vuelta atrás. Vuelta a la miseria y la rabia. Y estoy aburrida de mi cara larga, de las lágrimas, todo es tan inútil, tan poco atractivo, tan estúpido. He perdido dos años de mi vida
En estos días iba a escribir un post aleccionador. Iba a decir que bueno, que no soy una escritora, ni soy una periodista estrella, ni soy el amor de nadie, pero al menos creí que era una mamá que había hecho bien su trabajo. Y eso valía por todo. Ahora creo que eso tampoco lo he hecho bien. Que todo es un desastre.

12 comentarios:

Kareta dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Iria dijo...

No te puedo decir si eres una mamá excelente porque aún no he conocido a tus hijos. Pero, al menos creo que lo intentas con más tino que la mayoría.

Toma tiempo, pero se aprende a sobrevivir. Y a vivir.

Kareta dijo...

No seas tan dura contigo, yo no tengo hijos pero soy la hija de alguien...los adolescentes son difíciles y siempre tienen la etapa en la que detestan a sus padres, el ser rebeldes y llevar la contraria es algo natural en ellos.
No se si es eso lo que te pasa, pero no creo que seas mala y mucho menos que seas una mala madre...cuando hablas de tus hijos lo haces feliz y tus palabras siempre están llenas de orgullo.
Espero que se solucione todo, un abrazo!

Ophir Alviárez dijo...

Maga, tampoco tengo hijos, pero cada día comprendo más a las "madres" que lo hacen todo por "nosotros" y siempre, pero siempre, inevitablemente son cuestionadas, criticadas y pare de contar.

Hay edades de edades, coincido con Kareta, dale tiempo y deja que las aguas vuelvan a su lugar. No hay cauce que no lo haga.

Un abrazo,

OA

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

...

JOSHUA dijo...

Maga, querida amiga, mientras relativizas toda esa mierda que te echas... puedo añadirte una medalla a tu valentia... Al menos no miras a otro lado... miras lo que hay y luego está la esperanza, la promesa de mirar bien... y decir que uno tiene bastantes cosas buenas además de los hijos...

Tu amigo que te quiere.

Nostalgia dijo...

Eres valiosa y de un gran corazón...
estás sólo quitando la mala hierba y eso lleva su tiempo. Después verás las flores crecer..
Un abrazo..y ánimo siempre ♥

cereza plateada dijo...

Si que te comprendo.... , uno se cansa de ser cangrejo...algo debe encontrarse mas adelante que "justifique" esos momentos. Y, menos mal que son momentos....

Color dorado mallugado dijo...

por lo que yo he visto y leído, tú tienes un gran corazón de madre, eso nunca te lo cuestiones maga querida, aunque la vida apeste mucho más de la cuenta en el 99% de los casos. Me pareces una increíble mamá, de las mejores, de las contemporáneas, de las echadas pa lante...

te quiero
Y

Anónimo dijo...

Cuando tenía veinte años pensaba la tristeza como la dulce letra de una canción carioca. Hoy no tiene banda sonora sino la forma de una ciudad donde los cangrejos se coleccionan y alimentan como mascotas veneradas. No creas en los manuales de Carreño. ¡Bienvenida la mala educación!

Saludos,

Gabriela

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Si te sirve de algo, una compañera de diplomado quedó encantada con el gatito o gatita encerrado(a). Es más, no me lo ha devuelto.

No se si sirva, no se si te interese cambiar el ánimo. No importa, aquí estamos mi gatita y yo acompañándote

Rodolfo dijo...

ya pasará Maga. Fuerza y palante.Tu transmites una de las vibras más bonitas que conozco...
Un abrazo desde el altiplano.