domingo, julio 30, 2006

chiste

Leo en El Nacional la entrevista al conde del Guácharo, ya decidido a ser candidato presidencial. Me pregunto hasta dónde puede llegar la joda. Me arrecho. Un chiste que se vuelve real. Tangible. Como si Condorito nos definiera como sociedad. ¿Somos eso? ¿unos mamagallos? ¿una cuerda de jodedores haciendo casting para Radio Rochela? Bueno, tampoco hemos tenido unos intelectuales de candidatos ni de presidentes, pero esto del conde es como nuestra verdad al desnudo: qué más nos merecemos sino un vacilador burlándose de nosotros. Peor que el pitico de Piñerúa. El tipo ni siquiera necesita, como otros, disfrazarse de pediatra botella en mano, comedor de torontos, caminante no hay camino o golpista por ahora. Es decir, si nos hemos embarrado de mierda, proclamémosla de una vez símbolo patrio. Si estas elecciones huelen mal (por el gobierno, por la oposición) terminémoslas de embarrar. Y para el carajo todos. La gente se toma en serio lo que no suena más que a cinismo. O a estupidez. O a diez minutos de fama. O a ingenuidad y autobombo. O simplemente a la venta de un showman, agotadas las entradas. Pienso en Michael Moore y el video que hizo del ficus como candidato a gobernador de no sé qué estado gringo. Resulta que salieron miles de electores dispuestos a dar su voto a la planta. Y el ficus obtenía más votos que cualquier humano que se postulara. Ocurre igual. Hasta este señor, esta señora, esta muchacha y este panita, todos amigos brillantes, han pensado seriamente en darle su voto al carajo de los discos de chistes, que se ha vuelto millonario riéndose de la miseria que somos. Unos dicen que se vengan de Chávez con ese voto. Otros dicen que se burlan de la ineptitud de la oposición. Unos aseguran que está pagado por el gobierno, otros acusan a Fedecámaras como autor intelectual. No creo en estas versiones. No veo sino la joda que se extiende y palpita como una bomba de tiempo. Leo las declaraciones del conde, y no sé, me recuerda a las misses, ese optimismo bello y estúpido de quien tiene que responder la pregunta en traje de noche. Reconoce que se parece a Chávez en su fealdad y en su pasado pobre -como si ambos rasgos le dieran legitimidad de pueblo-, pero hay un dejo de Irene Sáez en esas ganas de quedar bien con todo el mundo. Me entristece lo tanto de tercer mundo que tiene todo eso. Y miro al medio Oriente, en su guerra absurda y dolorosa, y nosotros aquí jugando a reirnos de nuestro futuro, como bufones, como tontos. Como el tipo que en el funeral del hermano cuenta un chiste de Jaimito y se ríe de él mismo.
Me arrecho sola y arrugo el periódico. Mi hija me mira.
--Es que el país es un chiste --dice y sigue viendo las comiquitas como si no hubiese dicho nada contundente, como si no hubiese resumido en una frase toda mi arrechera de la mañana. Y yo me pregunto cuánto cuesta un pasaje sin retorno al Marte de Bradbury. (¿Serán las tequilas?)

9 comentarios:

BEA dijo...

Si mi niña....un chiste, CRUEL

RomRod dijo...

una verdadera tragicomedia.

Anónimo dijo...

A mi todo esto me parece la ironía más genial de todos los tiempos. Tan sólo ver a los que se sienten ofendidos por lo ordinario del conde y ven al presi menos malo por eso..... Esto sólo puede tener un final de deus ex machina, no puedo esperar!!!!!

Pamela

Jacqueline dijo...

Y, además de eso - dice la otra como si no tuviera el estómago revuelto - ¿Cómo sigues del codo?

Consuelo dijo...

Encuentro razón en tus palabras... y mas aun en las de Romrod, esto es una tragicomedia¡¡¡

A mi me encanta el Cond pero por lo que representa, ahora como candidato no tengo aun una definición clara de todo lo que resulta.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Es lo que hablamos..., qué otra cosa comentarte.
En qué momento nos perdimos?

Todo lo mejor para ti.

PS: Cuídate!!!

LuisCarlos dijo...

nos fuimos pa'l coño...

pero yo no recuerdo haber recibido la invitación

josedomingo dijo...

Hola aprendiz de maga:

Siento lo mismo que tú. Es terrible ver cómo en nuestro país la carrera política se ha ido al fondo.
Si bien es cierto que nuestra Constitución le da el derecho a todo venezolano a lanzar su candidatura a la presidencia, creo que hoy en día necesitamos candidatos preparados, con experiencia, que sepan gerenciar gobernaciones, alcaldías, etc.
El país no puede conducirse igual que Guácharo´s Enterprises.

Saludos
Te invito a mi blog:

http://equilibrioradical.blogspot.com

Reindertot dijo...

Tu hija es brillante. Siempre es el climax de todos tus posts.