viernes, noviembre 17, 2006

dos más del metro

I.- mi negra
entran los tres muchachos a la estación la hoyada. zapatos nike los tres. franelas nike los tres. uno saca la cartera y muestra orgulloso la tarjeta. "es la negra", dice. "150.000 bolos ahora, 600.000 mensuales después", cuenta el chamo. y se ríe. no le calculo más de 18. está feliz. los otros lo miran con asombro. se pasan la tarjeta de una mano a otra. "y no hay que hacer nada, sólo ser de aquí", añade, en tono de quien hace una propaganda de dentrífico. "chávez fue un güevón, no se le ocurrió esta vaina", responde uno. "sí, chávez está pasado de moda, qué misiones del coño, estos son 600.000 bolos facilito, si a chávez se le hubiera ocurrido...", señala el otro, quizás nostálgico.
se bajan en la estación plaza venezuela. el muchacho exige a los otros dos que le devuelvan su negra. es su negra. personalizada. la guarda en la cartera.
piensan votar en diciembre.

II.-malabares
los tres niños entran en plaza venezuela. van sucios. uno de ellos no pasará de 6 años. otro es bonito, muy bonito, con sus rizos. el tercero tiene tres mandarinas en la mano. se sorprenden al verlo a él, a su héroe, parado frente a la puerta. tendrá 15 años. lleva shores, franela grande, un bolso. "¿vas al semáforo?", pregunta el bonito. "sí, al de altamira", responde con tono de propietario. "nosotros vamos a chacao", dice el de las mandarinas. "¿llevas los malabares?", pregunta el chiquito. "sí, aquí", dice y señala el bolso. el pequeño sonríe. es todo admiración. "nosotros también", comenta el de las mandarinas y muestra las frutas que tiene en la mano. "las robé en sabana grande", confiesa.
"es quincena", concluyen al bajar. "hay cola, hay real"
son las 7 pm. para ellos empieza una vida.

6 comentarios:

Reindertot dijo...

Doblemente triste.

Curiosa dijo...

Dios mio, que tristeza. La flojera y la comodidad de los primeros, y la inocencia/laboriosidad de los segundos.

Mil Orillas dijo...

ay, maga, me quedé sin palabras, sólo con el sentimiento, no sé que decirte...

Regina Falange dijo...

Ese país a pequeña escala que corre entre trenes..

El país de los corazones negros, de las aspiraciones negras, del futuro negro, con o sin negra...

delroy dijo...

Que vayan a una clínica privada con su negra para ver si los atienden.

hlp dijo...

Dos caras del ser parte. Dos miradas de la realidad + reacción. Hay real, que me den lo que sea, negra o misión. Que me den algo en el semaforo. Admiración al otro que se movió primero, que sabe a dónde ir.

Es triste si, pero más es curioso y vital que la gente ande por ahi... tan pendiente. Quizás también si el mundo les ofreciera algo más atractivo...

Lo malo de andar en carro (o en Bici como yo) es que te pierdes muchas de esas pequeñas conversas.