viernes, noviembre 24, 2006

es de valientes

es de valientes reconocer cuando uno hace el ridículo. soy valiente entonces, porque hice el ridículo al cuadrado y lo hago ahora aún más exponiéndolo. es de valientes confesar -y hacerlo aquí, publicamente- que hace unas horas acabo de meter la pata hasta el fondo, pero hasta el fondo fondo. hasta el centro de la tierra. es de valientes, decirlo, expresarlo, es más, revelar ante el soberano lo tonta que puede llegar a ser una, lo absurda que puede ser una, lo irresponsable que también puede ser una consigo misma. si soy tímida y soy desastrosa y soy insegura, ¿por qué no asumirme así y qué diablos? ¿por qué transformarme en un instante en quien no soy, en una relacionista pública que va y habla, una relacionista que no está en mi alma, porque lo hago a medias, porque tropiezo, porque se me cae la copa, porque digo tonterías, porque me atropello, porque no tengo vocación de diva. soy de meterme en los rincones y que me saquen, soy -siempre soy mejor así- de las que se quedan con la rabia consigo mismas porque no llegan a atreverse. debo reconocer que soy de las que se ponen rojas y tartamudean, de las que no se ven, de las que no se dejan ver, de las que salen corriendo. ¿por qué someterme al escarnio público entonces? quedo como un ser que no soy -en realidad, quedo como una loca-. o como el ser que tal vez soy. una equivocada.
y así pierdo la seriedad. y pierdo el humor. y me pierdo, como si desechara en un instante todas mis fortalezas. una loquita sin gracia ni belleza.
llorar y olvidarse -porque el ridículo (ese preciso ridículo de hace unas horas) quedará en mi currículum vitae- también es de valientes.

5 comentarios:

LuisCarlos dijo...

¿Estaba yo cerca?
porque si necesitas groserías para terceros yo te presto, pero si son reproches a vos misma me interpongo. por favor.
¿en tu curriculum no dice: "mujer que ama"?

Mil Orillas dijo...

no te metas con mi maga!!!
cariños!

me sumo a Luis Carlos

Regina Falange dijo...

Bueno chama, para mí las almas valientes son las que verdaderamente valen. Hace una semana me asaltó una duda similar tras una confesión que me descolocó. Dudé de mí, de mi estabilidad, de mi cordura, de todo, pero luego me aplaudí porque si algún valor hace falta en este mundo es gente valiente que sepa reconocer cuándo mete la pata en el fondo y más allá. No es de valientes equivocarse, pero sí reconocer que nos equivocamos y vivir aún y por encima de esos tropiezos...

Tu país no tiene este nombre. Los equivocados, si algo somos, es valiente. Y para mí, tú eres casi una heroína. Así que Be Happy, maga cum laude (ya no aprendiz)

Un abrazo de otra valiente equivocada

Regina Falange dijo...

Fe de erratas: quise decir "tu país no tiene este nombre en vano", mi valiente equivocada :)

la maga dijo...

gracias luis carlos, regina y mil orillas por la solidaridad con mi torpeza absoluta.

mil orillas, nadie me hizo nada, yo misma caí en mi propia humillación.