sábado, septiembre 01, 2007

monstruos

estos monstruos no hacen bú. no tienen cabezas grandes, ni dientes afilados, ni uñas largas, ni pies peludos, ni mocos verdes. no aparecen a medianoche dando alaridos, ni echan fuego por la nariz, ni sacan la lengua, ni te persiguen para comerte, ni se meten en el closet, ni habitan bajo la cama, ni se camuflan en sombras.
no necesitan de nada de eso.
estos monstruos tienen dos manos que han tomado las tuyas para cruzar una calle, tienen la gentileza del que sabe conquistar, la sensibilidad del creador, la lucidez del que no duerme, la tristeza de la infancia.
pero son monstruos.

5 comentarios:

Martha Beatriz dijo...

El problema es reconocerlos :(

La Gata Insomne dijo...

Sí, lástima que nadie nos puede ayudar a reconocerlos, hay que activar el mejor instinto que tenemos: las tripas

Rossel (Regina Falange) dijo...

Siempre duda de los ángeles porque los monstruos nunca se presentan monstruos, y cuando lo hacen, entonces automáticamente dejan de serlo...

Ophir Alviárez dijo...

No puedo más que asentir, son monstruos y son alguito más.

Qué vaina!

Ophir

arena dijo...

y son monstruos que probablemente nunca se han detenido a verse las uñas, menos a preguntarse porque atacan una y otra vez a quienes acompañaron a cruzar la acera. lo peor es que estos monstruos son reincidentes gracias a que algunas buscamos la gentileza de una muerte afilada... siempre cura siempre pasa y siempre aparece uno menos increíble pero de verdaíta.