martes, enero 22, 2008

parejas XXV. El cierre

En realidad ella prefiere no verte. ¿Por qué? Porque verte es maravilloso, porque cuando te ve es feliz, porque cuando está contigo está todo el tiempo sonriendo, porque se divierte contigo y es libre contigo y hasta es pícara y coqueta, porque se le desata su humor y su genialidad, porque hay una complicidad que los une que a los segundos a ella se le transforma en amor. Aunque no haya sexo -y todos sabemos cuánto enamora el sexo-, aunque no haya ni siquiera escarceos (solo alguna vez algunas indirectísimas insinuaciones, que a lo mejor tenían más de imaginación que de propuesta). Entonces ella dice: mejor no verlo. (Mejor no verte). ¿Para qué? Para ella, verte es constatar que son el uno para el otro porque ella también te alegra y lo sabes, por lo menos eso le haces creer, verte es saberse la mujer para ti, pero verte es saber a la vez que no lo es. Verte, además, es confundirla. Ella dice: El me mira, y a veces siento que me dice que soy yo, que qué espero para constatarlo, a veces siento que me pide que sea yo quien me atreva. Pero es mentira y lo sabe ¿o no lo sabe, o sigue creyéndose el cuento?: Tu no la miras, tú no le pides nada, al menos no literalmente, al menos no reiteradamente. Entonces lo mejor es el retiro. El cierre. Es mejor no verte aunque sea tan feliz al verte. Es mejor no saber. Es mejor no verte para alimentar ni lo que es ni lo que será. Es mejor salir corriendo. Es preciso jubilarse antes de tiempo.

7 comentarios:

Sandra B.Lessing dijo...

sabes maga? yo estoy viviendo algo mas o menos asi... soy tan feliz viendo a alguien, pero a la vez me da panico y quiero salir corriendo... o que salga el. parece que me andas viendo por un huequito... bsos

Sandra B.Lessing dijo...

te invito a visitar mi blog
http://magiadeluna.blogspot.com

MO dijo...

Yo prefiero estrellarme,

hacer el ridículo,

caerme de boca,

dejar maltrecho el orgullo...

Verlo. Sí. Siempre.

besos

Brisa dijo...

Me retrataste, yo ya me jubilé, pero creo que de tanto darme con la misma pared.
Las mujeres somos se Venus

abril dijo...

maga, eres maga??
Estoy a dìas de Viajar a Venezuela sin ninguna y con todas las pistas, que es al mismo tiempo con todas las certezas y las dudas.... Porque tal vez sea "mejor no verte aunque sea tan feliz al verte. Es mejor no saber..."
MAGA, ES MEJOR???

Regina Falange dijo...

Sniff Sniff

Cerrar una puerta es lo más doloroso con lo que uno pueda toparse, pero más doloroso es créeme tenerla ahí entreabierta, dejando que pase sólo la luz, que a la vez nada...

Dejar una puerta entreabierta es cerrarse otras que a lo mejor se abrirían con mayor holgura.

Un beso maga, esto me tocó burda

Sofía dijo...

Uuuuuuuuuuff qué cierto, a veces es como un juego esa situación, y como es divertido no provoca cerrarlo, aunque no se tenga certeza de nada, sólo de la alegría