viernes, marzo 24, 2006

oveja burra

la oveja no aprende. hace un año, hace más de un año que no la acecha el lobo feroz, aunque él aguarda con su pelambre turbia allá, tan lejos. el lobo feroz insiste: aqui estoy aunque me fui. suena el teléfono. y la oveja se mira al borde del agua, mira su cara de oveja trasquilada, y se pone muy muy cursi -lo confirma el día de hoy-. no era fácil la convivencia con el lobo feroz -perro guardián-, aunque la oveja (negra) siempre se salía del rebaño. pudo evitar la ideología dominante y salvarse del horno -eso venía, el almuerzo del domingo-.
y ahora la oveja, curiosa, divertida, evasiva -muy evasiva-, aunque nadie la llamó, aunque no tiene vela en este entierro, se puso a ver al correcaminos por televisión. y vaya que le parecen geniales las trampas del coyote. y vaya que quiere jugar a evadirlas ella. oveja burra, ya se los había dicho.

5 comentarios:

falconiano dijo...

Oveja reincidente, removiendo cenizas.

Salud

la maga dijo...

ni siquiera cenizas propias, que es lo peor...
participando en la trama, más bien, interventora, divertida (insisto), divertida.
cucaracha en baile de gallinas. eso.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Por aquí mi Prima Vera se hace presente, húmeda, como siempre. Las yemas pronto estrenaran sus verdes increíbles y me preparo a mi eterna lucha con ese velo amarillo y mis maravillosas amigas en esta época del año. El polen y las abejas. Quién dice que la armonía y la paz viene gratis?

Maga, a veces, es interesante releer los libros ya leídos, pero SOLO los buenos. En ellos se encuentras comas, verbos interesantes, frases exquisitas, imágenes y metáforas que en la primera lectura no vimos o las pasamos por alto.
Pero eso se debe hacer luego de una ducha larga -pero muy larga, de esas que limpian poros y hasta el alma-, perfumadita de azares y un traguito sabroso de cualquier cosa fría.

Todo lo mejor para ti.

PS: Bueno, pasaré un ratote de sano esparcimiento viéndome el ombligo. Tengo para ello todo un fin de semana.

JOSHUA dijo...

Pana, la vida ya es bastante jodidita como para darnos porrazos nosotros mismos... no te traes tan mal... porfa...

Luis Carlos dijo...

Bah! no te jodas tanto.
Aunque en el fondo me pareció bastante tierno