miércoles, octubre 25, 2006

inventario

mi cuello, incluso su sangre.

mis pies que son suaves, blancos, con uñas cortas y sin pintar.

también mis manos, sus dedos largos.

y la frente y la nariz y las orejas menudas y expectantes y el ombligo y la palidez de las nalgas sin bronceado y las piernas aún torneadas y esas dos cumbres cálidas sensibles al roce, y la boca alta y la boca baja (ávidas) y la lengua alerta.

todo está ahí, señor desconocido.

y la palabra también.

5 comentarios:

delroy dijo...

Aquí estoy Maga. Si quieres dejaré de ser un desconocido.

Antonio Alviárez dijo...

Muy bien dicho, más claro no puede ser.
Saludos desde Barcelona España

EnigmasExpress /Gandica dijo...

En mi último inventario noté una falta, no muy importante, de angustias e incertidumbres.
Las esperanzas estaban, eso sí, completas.
Creo que es lo que me mantiene funcionando todavía.
Gran saludo.

Anónimo dijo...

Tengo que reconocer que mi achicopalado inventario personal se erotizó y experimentó una inofensiva erección al leer el post de hoy.

CABINA AÉREA dijo...

..upps, que linda descripción. Recuérdala cuando estés tristes y una sonrisa brotará de esos labios.
Besos niña equivocada