lunes, septiembre 05, 2005

en clave de Woody Allen

Hoy vi Melinda y Melinda de Woody Allen. La clave de la comedia y la clave de la tragedia. Es una decisión de vida. De eso habla Allen. La situación puede de alguna manera ser la misma. La esencia del conflicto siempre es trágica, o al menos, dramática. Siempre está allí el drama, las emociones, la sangre brava, los sentimientos humanos enredando las historias. Pero hay dos maneras de tomarlo: con pastillas y suicidios a cuestas o con equívocos y tropiezos y malos entendidos y en el fondo y de alguna manera con ese burlarse de uno mismo, ese saberse el gran perdedor del planeta Tierra pero reirse (llorando a veces) de ello. La verdad es que la anécdota de 2005 ha sido bastante no sé si trágica -bien melodramática eso sí- para esta servidora. Pero me veo en retrospectiva y me doy cuenta que hasta en el llanto me he burlado un poco de mí misma, de esta trágica que soy, he sabido verme como a través de una cámara y me he dado cuenta que todo es tan dramático y tan absurdamente trágico que no es más que una comedia y yo una buena intérprete (que no se va a cortar las venas amigo Carmelo). Me veo en ese barco rumbo a la isla de Coche y me veo observar a la chica del bikini amarillo y querer ser ella, esa muchacha de tetas operadas y culo grande, tan dueña de sí misma, aunque su rostro no fuese tan bello, aunque tenía celulitis de más entre su delgadez, ella, que bebía como una cosaca y que bailó reaggetón en un tubo y que escogió -sin titubeos, sin miedos, sin indecisión- entre todos los machos presentes (solteros, casados, viudos, gordos, flacos, viejetes) a aquel joven de buen cuerpo y escasos años que le gustó y se le avalanzó sin tantos cuestionamientos, sin tantas preguntas, y lo besó y él le metió mano después en la arena y pasaron un día de playa, caña y escarceos y sudores. Y la sentí tan feliz y tan despreocupada, probablemente feliz por ser despreocupada, ni trágica ni cómica, simplemente una chica a la que bien le podrían dedicar la letra de un reaggetón. Y me río de mi drama y de por qué no me pasan más que tragedias tan aderezadas de comedia, tanto que siento las risas del público. Las estoy oyendo ahora. Jajaja-jjaja. Sí, soy una payasa. No me tomo en serio.

11 comentarios:

LuisCarlos dijo...

No pude ver la peli con mi propia maga, ese día no la encontré, y me di cuenta que soy de los tragicómicos que se ríen de ese saco se intenciones que conforman las melindas de la vida.
Woody lo hizo de nuevo... un diálogo para encontrarnos y reírnos en ese espacio llamado pensamiento y sentimiento.
Salud, aprendiz de maga.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

No eres payasa.
Estas haciendo lo que muchos intentan realizar y se quedan en el aparato.
Estas viviendo y vivir viene todo el paquete que describes. Risas, llanto, ganas de mandar todo a la mier…, soñar, sufrir, gozar y disfrutar a esa “…cosa llamada amor” como canta divinamente la Elis Regina en una de sus canciones.

Todo lo mejor para ti.

Sex Less and The City dijo...

Gracias por pasar por mi blog y por tu opinión, todavía no he visto la película quizás me ayude un poco a reirme de mi misma en estos momentos...

Un abrazo

Sexless

JOSHUA dijo...

Bueno, yo no te digo nada...

jose montalvo dijo...

he leido tu blog con mucho interés, pues en tu narrativa asomas algo de tu persona y rápidamente la envuelves de fantasia...tienes una forma muy provocadora de combinar lo cotidiano, asi sea trágico como tu dices, con carritos chocones...sigue escribiendo, pues eres un antídoto contra la estupidez que invade el mundo de los blogs...se me olvidaba, si no has leido y te quieres envolver en un mundo de erotismo muy sutil, lee a Gustavo Adolfo Becquer...lo utilizo como la aspirina para dolores del alma..

jose montalvo dijo...

escribí una pequeña poesía de Bécquer en mi blog...mira a ver si te gusta

EBE dijo...

Amiga,
¿Cuando retomaràs la presidencia del Club?...¿Cuando volveràs a escribir cositas dulces, de niña grande? ¿Cuando te leerè feliz risueña, haciendo planes para que se reuna la Logia de los Jodedores Impenitentes???...cuando?, dime cuando???...un gran beso y mucho cariño para tí

Caribbean Girl dijo...

Ví la pelí ayer, definitivo que W.A nos transporta a una realidad de una manera tan real y ridícula que algunas veces nos da muchas ganas de reirnos de nosotros mismos, de hecho cuando salí de ella me sucedio una cosa tan repentina y fugazmente peligrosa que me sentía allí mismo en menos de 5 minutos de haber salido que estaba en la II Parte de MELINDA MELINDA y sabes? asustada y todo con lo que me sucedia en ese momento: ME REI!!! y dime que iba a hacer? si me sentía que : estaba en una película de Woody Allen!

:s

la maga dijo...

TIENES QUE CONTARME, CARI

Caribbean Girl dijo...

Con lo inteligente que eres, ya te imaginaras por donde van los tiros....

la maga dijo...

ay, carrizo, más intrigada me dejas