martes, abril 17, 2007

parejas VI. la distancia II

ella no es de esas mujeres que miran el techo y cuentan ovejitas mientras el hombre hace. todo lo contrario. más bien ella es la que quiere hacer, complacer, deshacer, inventar. asume con determinación y goce los retos amatorios. no dice que no. no ha dicho que no jamás. es más, ella es la que le ha hecho más de una propuesta indecorosa al amado. un privilegio de mujer.
él no es de los hombres que se conforman con su propio placer. la enamoró así: cediéndole el espacio y el tiempo para el interminable goce de ella. entendió rápidamente cuáles eran sus miedos, sus secretos, sus perversiones, su vulnerabilidad.
no han hecho de todo -porque él no ha querido-. pero lo han imaginado. y han intentado juegos impensables. ella siempre está dispuesta. disponible. es un mar de ganas.
pero hasta en esa cercanía mayúscula de la penetración, ambos saben que la distancia que se instauró algún día es una pésima compañera de cama.
queda el ejercicio -y la diversión-. quemar calorías.

5 comentarios:

lu dijo...

las distancias cuerpo a cuerpo son tan heladas que joden hasta el infinito... pero diviértase, maga, que no todas nos atrevemos a amar sin que nos amen, a amar cuando no amamos, a volar por la perversión aún con linderos

Regina Falange dijo...

De verdad que esta serie no tiene desperdicio. He recordado mucho otras de tus series que fue lo que me hizo una fiel lectora de tu blog: los perfiles de los tristes, los equivocados, los impuntuales, etc...

¿Escribirías sobre la "no pareja"? Esa en la que ella quiere, cree, idealiza y espera y él...pues...él como si no fuera con él el asunto...prefiere cualquier cosa que hacer pareja con ella, aunque de alguna forma la quiera...

Un abrazo!

la maga dijo...

lu, no soy yo ninguna de estas historias. son realidades -propias pocas, ajenas muchas- que ficciono de alguna forma como parte de algo que estoy pensando y sintiendo. pero no estoy contando mi vida.
ya me dejé de eso.

regina, la no pareja. sí, tremendo cuento para contar.

Mil Orillas dijo...

quemar calorías...

ay maga!

ojos suaves y mano de puñal!

besos

chego dijo...

bueno amigos yo soy chego y realmente la distancia duele mucho yo tengo a mi esposa lejos de mi yo lojicamente viaje x trabajo pero es muy complicada esta relacion ya q no se puede deostrar ese sentimiento personalmente no es = q x telefono es duro pero estoy pensando seriamente traerla para vivir juntos x aca