sábado, septiembre 16, 2006

cuando salí del trabajo, vi el cielo de septiembre. ese cielo azul de las 5 de la tarde. la lucidez del ávila. era un cielo como para que lo bailáramos, aunque yo no sepa bailar.

2 comentarios:

Regina Falange dijo...

Sí, chamita, saliendo del mismo lugar y un poco a la misma hora aprecié un cielo indisolube, espectacular, sólo me hizo falta compartirlo con alguien..

Un abrazo con el azul de ese cielo

Empiezo a entender dijo...

Seguro que sì sabes bailar. De alguna manera, seguro.