sábado, noviembre 19, 2005

el carro rojo

"Fuera Bush", decía el cartelito en el parabrisas. Y la muchacha adentro, preciosa, con su gorra roja, con una franela roja -igual a la de tantos- que promocionaba alguna de las misiones. Ella estaba adentro del carro, detenida. Esperaba que llegara el resto de la marcha, de la gran marcha que pasaba por la Francisco de Miranda, bajo jurisdicción de un municipio Chacao que se dejó de cacerolear. Supuestamente la manifestación era por la unión de los pueblos de de México y Venezuela, y en apoyo -por supuesto- a Chávez, pero también aparecía uno que otro afiche de Danilo Anderson y en uno de ellos Danilo como prócer junto a Bolívar, así que la nutrida movilización -estaba nutrida- también era por él, asesinado en un perverso atentado hace un año. Marcha multifacética, pues. Muchas franelas rojas caminaban enérgicas, casi todas de ese rojo de estreno. Muchas banderas de Venezuela, también de México, también de estreno. Algun cartelón con el eslogan más actual del gobierno "Rumbo al socialismo".
Vuelvo a ver a la muchacha, la del carro rojo. El carro descapotable, el carro último modelo. El carro marca gringa, como los que usan los actores de Hollywood, no poco menos. El carro rojo. "Rumbo al socialismo", reafirmo recordando el cartel. E imagino cómo será el socialismo para la muchacha que recién estrena su convertible. Me pregunto si sentirá la contradicción entre socialismo y el carrazo; si se sentirá socialista desde su gorra roja, allí sentada en el asiento de cuero, para acompañar el sudor del soberano de rojo que camina. No sé si esa muchacha odiará más o menos a Bush cuando tenga que importar los repuestos de la nave made in USA. ¿Será el socialismo, para ella, la franela roja para todos -ella, supongo, sobre un sostén francés- y el carrito convertible para uno? ¿Será el socialismo la dádiva para la mayoría y el exceso para los pocos? ¿será para ella, la misma miseria que condenamos del puntofijismo, solo que repartida para otros -también exclusivos-nuevos beneficiarios? ¿Será, qué se yo, el socialismo haber escogido el color del carro?
Yo, no lo puedo negar, creo en el socialismo de las oportunidades, creo en el socialismo comeflor del acceso sin fronteras a la salud, a la educación, a la vivienda... Pero éste de la muchacha parece más un socialismo VIP, un socialismo dale ahí algo a las masas (se ven lindísimas con las franelas rojas) y lo celebramos con un whiskicito 18 años y un viajecito a Nueva York.
No creo entonces -lo siento- en el "rumbo al socialismo" de la muchacha del carro rojo.

12 comentarios:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Qué te puedo decir, qué te puedo comentar si sentirme anacrónico?

Todo lo mejor para Usted.

Rodolfo dijo...

Pues yo no lo había contado aún en mi blog, porque no se...cargaba, cargo toda la buena vibra de mi reencuentr con Rss. Pero yo mientras la esperaba en el aeropuerto vi salir del aeropuerto, llegandito de viaje, de miami supongo, a Ismael García. ¿y que tiene eso de extraordinario? Al fin y al cabo los diputados viajan. Sobre todo los que como Ismael García, que forma parte del grupo de Boston han recibido financiameinto de la NED, si, sí la misma que le da los reales a Súmate.

Bueno lo interesante de este diputado anti imperialista es que muy sonriente traia una computadora juguete con la imágen de nada más y nada menos que el Mickey Mouse. Sí el simbolo más importante del imperialismo junto a Coca Cola. Y detrás de él en un carrito.Venia alguienq ue lo acompañaba con más productos Disney.

¡Viva el socialismo y el antimperialismo caraj!

Martha Beatriz dijo...

Se botó mi querida M.: la vaina es vendernos algo, lo que sea como felicidad de muchos pero solo ventaja para pocos,con este socialismo democrático que quiere que vivamos el mar de la felicidad de un país comunista, eso sí, aprovechando el modelo imperialista de consumo. Un abrazo, querida.

unocontodo dijo...

Tal vez, la mujer del carro rojo, encontró una forma de pasar "sin ser vista", entre esa masa, que de otra forma, la hubieran linchado, como ya ha ocurrido..

troka dijo...

por ejemplos como ese es que no nos termina (ni nos terminará) de cuadrar el "socialismo" de rebatiña para pocos y pelazon para la mayoría.

Kareta dijo...

He alucinado con este post, que bueno!!!!, y como buena escorpiona le digo, que por lo menos algo le hubiese dicho a la del carro rojo, es que no me hubiese aguantado...por eso es que me meto en cada lío. Saludos Sra.Maga.

Reindertot dijo...

El estereotipo mas jodido de tumbarle a muchos es el de que la gente de izquierda tiene que ser pelabolas y harapienta. Dios, valgame pensamiento mas retrogrado vendido por algunos medios de este pais e incluso por muchos de la izquierda mas radical.

La globalizacion es innegable, pero no la globalizacion homogeneizadora negadora de la particularizacion. Globalizacion diferenciadora. Esa si.

¿Y son ideas mias o esa imagen famosisima de la mujer escualida destrozando el vidrio del carro con el asta de la bandera nacional o la otra del pobre conductor que lo quemaron con todo y buseta por salir a laborar no es violencia tambien? no seamos absolutistas. Violencia hay de lado y lado pues de ambos bandos hay humanos.

De todas maneras, bien redactado, como siempre, M.

fredozkov dijo...

Lo dijiste todo...

la verdadera realidad latinoamericana es la que se ve, la que tenemos ante los ojos, no la que muchas veces quieren hacerte creer.

sin palabras

la maga dijo...

reindertot:
no coincido contigo, lo siento. en ningún momento pienso que el izquierdista debe ser pelabolas, eso no se dice aquí de ningún modo, fíjate bien, no hablo de pelaboladurías, hablo de excesos, hablo de excesos extremísimos como puede ser un convertible de quizás 100 mil dólares en una marcha donde probablemente ninguno de los asistentes alcance a ganar 2000 dólares al año.

Anónimo dijo...

Mi abuelo, socialista, siempre me contaba un cuento:
Estaban una serie de personas en un mitin de un comunista, que decía "y aquellos que tienen 4 casas, les quitamos 3, y las repartimos entre los que no tienen ninguna!", y todos aplaudían. "y aquellos que tienen 4 carros, les quitamos 3 y repartimos a los que no tienen!", y todos aplaudían, y así con 3 ó 4 cosas más (para no hacerlo largo). "Y aquellos que tienen 4 vacas, les quitamos 3 y las repartimos entre quienes no tienen ninguna!" y ya uno de ellos dejó de aplaudir. El que estaba al lado le pregunta: "por qué no aplaudes? no te parece bien?" y el otro le contesta: "no, porque yo tengo 4 vacas".

Fedosy dijo...

La simpatía VIP también existe.

Efrén dijo...

Bueno yo vi algo parecido, pero fué hace como una semana, no lo postee poque no tenía la cámara a mano para tomar fotos, pero creo que vale la pena mencionarlo.

Estaban haciendo campaña para un diputado oficialista X, y por supuesto venía una gran caravana de carros. Lo cómico del asunto, es que parecía una válida del Fun Race 4x4, puras camionetas toyota, trail blazer, gran vitaras, cherokees, en fin todas camionetas nuevecitas, y que no bajan de los 80 millones.

Y yo me preguntaba, si esta es la revolución que me quieren vender, donde esta mi camioneta?