domingo, febrero 19, 2006

blogueo

¿Somos una secta o una red? ¿Nos leemos siempre los mismos cuatro gatos y nos miramos el ombligo unos a otros, como si buscáramos, narcisos, en el espejo el reflejo de nosotros mismos? ¿o buscamos ese otro distinto para confrontarnos en el ring? ¿o somos una cadena de asociaciones y compartimientos? ¿o tiene esto el aire de club social, de toqueteos bajo la mesa, de manitas indiscretas, de secreto a voces?
¿Por qué uno visita a alguien y ese alguien nunca lo visita a uno? ¿Por qué nos visitan y nosotros no nos interesamos en devolver el saludo? ¿Por qué alguien entra y no viene más? ¿Por qué en cambio aquel otro que sólo pensaba hacer una corta visita se queda enchufado en unas letras? ¿Por qué éste entra y no habla, se sostiene anónimo a ser simple espectador del goce de otros? ¿Por qué a otros los queremos conocer inevitablemente? ¿Por qué incluso hemos hecho amistades?
¿Qué veo en estas letras que no veo en aquellas si al fin y al cabo todos usamos el mismo lenguaje, el mismo castellano aprendido de los mismos abecedarios? ¿Cuáles almas nos conmueven y cuáles no si todos somos genéticamente humanos? ¿Por qué juzgamos unas brillantes, otras asertivas, otras básicas, otras banales? ¿Por qué queremos estas letras, detestamos las otras, envidiamos las de más allá? ¿Por qué aseguramos que éste es principiante, éste, aficionado; éste, escribidor; éste, escritor; éste, ESCRITOR, si la lengua es la misma, el medio el mismo, la distancia la misma, la libertad la misma?
¿qué nos ata? ¿qué nos vicia? ¿qué nos pervierte? ¿qué nos enamora?
son letras, pura matemática: a + b + c...

26 comentarios:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Buenas preguntas, como para patentar.
Dicen que los iguales se atraen, debe ser eso. Explicación tonta de mi parte -dolor de cabeza y un gripón de por medio-.
En cualquier caso, no me importa, yo escribo -creo hacerlo- y leo, y visito y comento, y soy metiche.

Todo lo mejor para Ti.

Martha Beatriz dijo...

Yo he estado en esa disyuntiva en estos días, en eso de preguntarme, hablando de comentarios anónimos, hastiada, como todos en su momento de esa droga que es la política pero con las que nos volvemos a "tronar" a la primera debilidad, inclusive anoche "filosofé" un poco. Yo acabo de abandonar a un querido bloguero así como lo hice contigo en su momento...porque cuando ya no está cómodo en al casa de alguien, lo sigues estimando, pero ya no vás más pá yá.

SALOMON dijo...

Somos piezas de un rompecabezas que se encuentran, ensamblan y terminan formando paisajes multicolores.

SunriseTkila4Two dijo...

Ay interesantes preguntas, las cuales yo misma me he hecho mas de una vez... pero no tengo respuestas!

Saludosss...

Reindertot dijo...

A muchos vamos a identificarnos. A otros vamos, sencillamente, por masoquistas. Y en el proceso, nuestro ego necesita carajear y ser carajeado.

Iria dijo...

Imagino que cada relación tiene sus porqué diferentes.

Por ejemplo, vengo por aquí de vez en cuando, más o menos una vez a la semana, porque disfruto tu escritura.

Casi nunca comento porque me parece que aquí los comentarios tienden al monólogo en coro. Creo que ya superé esa etapa emocional, al menos quisiera haberla superado.

Te lo cuento porque también me he hice esas preguntas, en algún momento.

protheus dijo...

A veces es El Llamado del Ego, como diría Jack London, o ese argentino que todos llevamos dentro. A veces es una bomba que hay donde más ponerla, como diría Osama. Otras veces es un grito en la oscuridad de nosotros mismos, como diría Eco. Peor, lo que digo yo, que es el vuelco del forro de ese "Me da la gana", que lo explica todo sin rendir cuenta alguna.
Saludos, Maga Bloguera.

JRD dijo...

Va una confesión: nunca antes había entrado a este blog porque el nombre me parece lapidario (incluso más que el mío, en serio). Pero el tema que tocas y el tono con que lo haces me enganchó, al fin.

Por esa razón, mi pana, quisiera aportarle a tu inquietud esta reflexión en forma de chiste, anécdota o parábola. Hace unos años la escuché de labios de un escritor venezolano llamado Renato Rodríguez; el cuentico me cambió la visión del acto de escribir, y después incluso la visión del resto de mis actos. En serio.
Dice:

Había un tipo preso, condenado a cadena perpetua. Un día se le ocurrió comenzar a cavar un túnel en su celda, y a ese túnel le dedicó toda su atención, su esfuerzo, su tiempo. Varios meses después el hombre sacó un puño de tierra y se encontró con que el túnel desembocaba fuera de la cárcel. Sacó la cabeza, dio un vistazo alrededor y regresó a su celda.
Unos tres meses después los guardias descubrieron el túnel y se llevaron al tipo para interrogarlo en la oficina del director.

-Diga usted cuándo terminó de hacer ese túnel, -le preguntó el director.
-Hace como tres meses, -respondió el preso.
-¿Cómo? ¿Y qué estaba esperando usted para fugarse?
-Y ¿quién dice que yo quiero fugarme? -ripostó el preso-. Yo lo que quería esa cavar un túnel.

****

Bueno, esa era, compa. Cavar este túnel bloguero es sabroso, no importa para dónde nos lleve; el placer de cavarlo ya es una nota.

un tordo dijo...

es el cuento de Renato Rodríguez contado por José Roberto Duque, vuelto a leer por otros que tal vez lo contarán de nuevo en otro contexto, acá en la web, o a unos amigos de barra. es un gusto a incertidumbre, a mar de tiburones, a hueco en la pared para espiar a la vecina, a visita inesperada, a run run de calle,a expectativa, a mutis, a soledad, a ego manoseado, como dice Protheus. ¿y quién es Protheus?, pero lo cito. no sé para qué sirve, para qué me sirve escribir, leer a estas personas, a estos personajes, estas letras. pero me place.

Mauricio Duque Arrubla dijo...

"El que piensa, pierde" decían los de Les Luthiers hace años....

Aunque terminemos en el festival del mutuo elogio me gustó mucho la forma de hilar las preguntas (muy ácidas también).
Aquí no hay que decir como alguna vez lo hizo el sonero mayor. Ismael Rivera: "En este mundo tan miserable, si uno no se alaba no hay quien lo alabe"

RomRod dijo...

me he hecho casi todas esas preguntas... saludos!

JOSHUA dijo...

Yo siempre te leo porque cuando lo hago a veces me parece que me hablas solo a mi. Y escribo porque si no lo hago, exploto.

Regina Falange dijo...

Pero el silencio es cierto. Por eso escribo. Estoy sola y escribo. No, no estoy sola. Hay alguien aquí que tiembla

Esto lo dijo Pizarnik camino al espejo y creo que de alguna manera, explica este feed-back de emociones y sensaciones que se descubren en los blogs, con los amigos y las sonrisas y los tragos largos, que también los hay..

En tu caso maga porque quienes nacimos de tí no hemos podido ni creo podremos romper el cordón umbilical...Aunque pasemos a ser del país de las identidades de "otros" y "anónimos", de algún modo siempre estaremos, siempre estaré

Luunna dijo...

A mi me gusta compartir, leer, escuchar otras voces, porque para mi leer un blog es como estar escuchando las palabras que salen del corazon de esa persona, temas,que no podria a lo mejor hablar cotidianamente o si,me gusta compartir con esa persona, sus penas, sus alegrias, sus historias que al fin y al cabo, nos muestran como somos
Yo participo elegi hacerlo, porque me proporciona placer.
Un saludo cariñoso
Luunna

Fedosy dijo...

Yo escribo porque no sé hacer otra cosa, porque la palabra es mi vicio, porque entre palabra y palabra hay una alquimia de azufre y mercurio que se mete por la nariz y me droga de tal manera que pienso que de verdad se puede encontrar la piedra filosofal, porque tengo paroxismo en los dedos, porque hay que darle duro a los malos, porque me quiero vengar de algunos, porque soy ególatra, porque no puedo parar, porque no me gusta este mundo, porque no me gusta la gente, porque cuando escribo puedo decir lo que me da la gana, y porque escribo lo que me da la gana de escribir, escribo porque cuando escribo algunos pendejos pasan arrecheras con lo que escribo, y ya eso me causa un profundo placer de goliardo. Y escribo en mi blog, en fin para encontrar la gente que como yo, y sentir que juntos, podemos contra los idiotas del mundo. Siento que somos pocos los que valen la pena. La palabra, la escritura no nos hermana de por sí. Hay algo más, hay trabajo, hay arte, hay echarle bolas y volverle a echar. No sé si se nace. Puede que sí. Pero si se nace, con nacer, no es suficiente, hay que hacerse.

Salud!

Nostalgia dijo...

que se yo...
yo nunca me pregunto esas vainas, estan ahi y ya.....las disfruto, las detesto, las compadezco...sin explicaciones. Como cuando uno ama a alguien , que importa el por que. Se ama y ya.

Porno Galante dijo...

yo hago un esfuerzo muy grande al escribir, porque escribo mis textos con una mano.

Mornatur Ormacil dijo...

El blog - web log, diario en línea - despierta ese secreto - o no tanto - deseo de leer lo más íntimo: lo que la amiga ha escrito sobre uno mismo en ese bello libro encuadernado en cuero que guarda junto a su cama, y del que sabemos que más pronto llegaremos a la cama que sus páginas.

La búsqueda es simple: busco palabras capaces de atraparme. No todas pueden. Algunas alcanzan a lanzar sus redes simplemente para caer al mar demasiado tarde - cuando mi yo navegante ya ha partido.

Y busco magia. Y he encontrado una Aprendiz de Maga...

Jamsg dijo...

“¿Qué nos enamora?” Esa es una pregunta eterna, una pregunta a la que de pronto no se le quiera buscar una respuesta racional, de ecuación matemática y de deducciones. Las letras son reflejos de personas… o al menos, eso me han enseñado desde hace un par de años. Y supongo que escriben porque necesitan mostrarse, revelarse, -de vez en cuando- exhibirse o simplemente, sacarse del cuerpo cosas para mirarse. ¿No es ese suficiente llamado para poner un URL y llegar hasta allá?¿No es esa una buena excusa para perderse un rato en la vida ajena, mientras se intenta aliviar y olvidar la propia?¿No es siempre una necesidad reconocernos, diferenciarnos, encontrarnos u olvidarnos con otros? Que se yo porque la gente escribe… a mi me sigue pareciendo un acto de masoquismo brutal y supongo que otros tantos sólo leen porque se sienten tentados pero son o más controlados o más cobardes.

Kira dijo...

Querida Maga... ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué? por amor y desamor a las palabras, a la gente, a uno mismo ¿etc? Mira no sé, de repente me pregunto estas cosas de formas menos efectivas y bien escritas o redactadas mentalment que tú, pero la respuesta a veces me evade porque no es nada más que porque me gusta escribir, o porque soy medio voyeur, o por mi ego. A veces creo que es una compulsión, casi una neurosis... No sé... pero sigámosle!
Por cierto que también me encantaría conocerte pero me parece tan raro que nunca nos hayamos cruzado en Vzla...y bueno para tu ego, eres de las pocas que me da esa envidiecita verde de cómo escribes de bien... me encanta y creo que ya nos debes el libro, la novela, los cuentos lo que está más allá del blog en un libro. Para poder subrayar sobre papel y releer sin perdernos en favoritos o archivos electrónicos.
Un abrazo dhakaíta.

Wari dijo...

El simple hecho de tener un blog y llenarlo con nuestros pensamientos, opiniones, reflejos de nosotros mismos es sencillamente gratificante. Soy nueva en esto de bloggear y si considerara la ausencia de comentarios de visitantes en mi blog como una señal de que nadie lo lee, pues lo cerraria, pero no, para mi lo importante es tener ese rincòn donde descargar lo que llevamos por dentro. Soy asidua visitante del tuyo y me encanta!! Por cierto...estas cordialmente invitada a visitarme.
Saludos y suerte!!! =)

José Luis dijo...

Porque salirnos de lo que conocemos siempre es incomodo. Porque por muy nueva y bonita que sea la ropa pues siempre nos queda o muy a pretada o muy ancha la primera vez que nos la ponemos. Por eso sólo leemos los que ya hemos leido

Mariannextreme dijo...

porque drenamos y hacemos backups personales :-P, muy buen análisis, por llamar de alguna forma el excelente post, un abrazo!

unocontodo dijo...

Porqué?... por ser Blogueros..

Victorian Spinster dijo...

Me encanta el vitriolico titulo de tu blog...
Aun no se si me gusta esto de la escritura efimera-anonima compartida, pero soy insomne y gracias a este "promenade" virtual pude leerte y salir de la velocidad del ipod y de la lectura veloz del tabloide AM mientras defiendo mi derecho a sujetarme del pasamanos del subte.
Te escribire cuando mis lengua quede absuelta y la gripe aviar quede expulsada del repertorio de mis pesadillas.
Continuara....

Griselle dijo...

Las letras con algo de nuestra alma, de nuestra mente, de nuestros sentimientos, esa es la diferencia.