jueves, febrero 16, 2006

El arte de lanzar huevos y romper pupitres

Petare estuvo convulsionado ayer. Los estudiantes protagonizaron una jornada de disturbios, de destrozos, de coñazas. Algunos, los más débiles -siempre los más débiles- , terminaron con golpes, contusiones y sangre y tuvieron que parar en el hospital Pérez de León. Los alumnos de un liceo se metieron en otro para caer a huevazo limpio al que se atravesara, para romper puertas y pupitres; después, los estudiantes de ese segundo liceo se fueron a un tercero y jugaron al tiro al blanco lanzándoles piedras a los jóvenes atrapados adentro. La policía lanzó bombas lacrimógenas. Todo era caos. Se suspendieron las clases.
En algún momento pensé entusiasmada que los estudiantes se alzaron, que los estudiantes, qué se yo, decidieron protestar por la mala calidad de la educación, por la estructura deplorable de sus centros de estudio, por la falta de materiales, por la necesidad de laboratorios, o quizás más allá, por la situación política -a favor o en contra de las autoridades-, contra el estado de cosas. Incluso, mucho mejor, contra la desigualdad del mundo, contra el hambre, contra las guerras.
Y no. Banales. Desperdiciaron furia. Desperdiciaron juventud. Desperdiciaron rebeldía. Incluso desperdiciaron fuerza, empuje, ganas. Protestaban simplemente porque querían adelanto de carnavales, vacaciones, porque querían manguarear. Tristes, pobres, motivos.

10 comentarios:

Regina Falange dijo...

Imagínate dónde estamos. Me imagino que el manguareo de las vacaciones adelantadas pasará por desbordar ese salvajismo en sus respectivas residencias...

¿En qué momento nos perdimos cómo pa tanto?Aunque es viejita esta costumbre de joderle el día a uno con seis huevos para presionar el adelanto del asueto, la cosa ahora escomo más descarada, al paso que vamos, recibiremos el año con huevos y no con uvas..

Triste la verdad..Abrazos maga!

Nostalgia dijo...

Y si les quitan el asueto y a clase todo el mundo también se irán a alzar, digo yo...
Triste, sí. Me gustaría muchísimo un alzamiento como ése para protestar por ejemplo, el porqué aún a un año de la muerte de Vidal aún no hay justicia..
saludos ♥

niña pétalo de rosa dijo...

terribilis totalis, este post no es apto para niños de preescolar
(es mal ejemplo, pues)

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Venezuela, y me duele decirlo, es un país de comiquita. Qué vaina, amiga, qué vaina!!!

Todo lo mejor para ti.

PS: Me hiciste subir los colores con tu comentario a mi Prímula de Luna. Además, tengo un conjunto de gaita en mis bronquios (Será que no me gusta las gaitas?)

Martha Beatriz dijo...

Los muchachos están interpretando el momento que se vive: ¿con una misión Rivas que me "gradúa" en meses y me dá "rial" y mi franela roja, pá que voy a perder tanto tiempo en un salón de clases? ¿Se les puede culpar que sus ideales no sean sino mas tiempo para video juegos y cyber cafés?

LuisCarlos dijo...

No, no, no....... maga: yo salí de un liceo así. Adelantaban los carnavales armando coñazas reales... ¿quieres que te lo aderece?
Si venía la policía a "poner control" le tiraban los ácidos del laboratorio de química. No hago apología del delito, pero si uno tiene 15 o 16 años le parece divertidísimo ver cómo los policías (que no son unos santos) se quitaban la ropa rascándose desesperados... además que le quedaban unos agujeros en los chalecos antibalas, que ni te cuento.

Creo que alguna vez comenté como una cuartilla de esto en el blog de JR Duque. PEro mi liceo público, derruido, cuya estructura se hundía en su propio pozo séptico (literalmente), fue una escuela social real para mi cuarto y quinto año.
Sí, eran unos criminales (de hecho tengo un compañero de promoción asesinado antes de los 18, y dos presos) y no tengo peros. Es la situación. Es la carnavalización temprana, acompañada de anarquía.
va mi comentario de madre conservadora: ¿y no es eso lo que les enseñan los mayores? o es que acaso no somos la generación post caracazo y no sé que verguero más, que sólo ha visto en su juventud marchas de bando y bando... políticos que juegan al desorden y que además tienen ganancias de eso.
Ellos sólo quieren unos días más de vacaciones. ustedes me dirán, ¿por dónde empezamos?

la maga dijo...

tienes razon luis carlos
pero me gustaria ver a esos chamos, no sé, peleando por una causa más justa: por ejemplo, por el derecho a una pared limpia, a un cupo universitario. no sé...
pero quizás es que es lo que aprendieron de su propio país, la mejor escuela.

Luunna dijo...

Todavia no entiendo lo entretenido de esto, sera que ya estoy muy vieja ...
mira que me acuerdo haber sido ternera,pero estos actos..son como salvajismos mal utilizados..pero en fin la juventud divino tesoro, que si es mi hijo, lo cago a trompadas cuando llega a casa..
Un saludo cariñoso
Luunna

Psique dijo...

Yo recuerdo esos dias, se solían tomar medidas para hacer que nos suspendieran las clases más temprano, armando caos, porque era la manera que uno como adolescente y rebelde encontraba para hacer que los mayores, que de paso tienen el poder de hacer lo que les da la gana mientras que uno no, lograran entrar en terror y por lo menos una vez en el año tomaran las decisiones que uno quería oír.

En parte es el gusto por la travesura...

Pero ahora me parece que ese asunto pasa de un simple acto simbólico de rebeldía y de demostrar lo que gente joven y con ideas nuevas, creativas puede hacer a un real acto de vandalismo sin causa bien fundada; estoy de acuerdo con que esa energía debería ser utilizada para cosas que sean en pro de algo que pueda afectarlos y no en pro de algo que en realidad no les sirva para nada.

Y entonces ¿cómo se les demuestra que hay otras cosas por las que vale mas la pena manifestar de esa forma? ¿ Quien lo hace ?

LuisCarlos dijo...

(afortunadamente, la tesis de Martha no es tan real)

no hay creatividad, ni nada. En eso concuerdo contigo, maga. No había una causa justa por la cuál luchar (por esas creí algún tiempo que luchaba yo como representante estudiantil, exigiendo cada vez más cosas reales... y para lo único que sirvió fue para ser el protegido de las banditas internas y el del alto el fuego cuando se encendía la cosa... pero ningún cambio interno).
No hay nada... está vacío el movimiento estudiantil (o no es espontáneo ni original), si dice algo, es apenas repetir el discurso de los gritones de la tv.
El "beneficio", porque además creen que lo es, es irse... es manguarear, es no hacer nada. Porque la escuela es un fastidio.
(y eso último, no es nuestra culpa)
;-)