miércoles, febrero 08, 2006

indiferente

¿por qué no me alegro? es decir ¿por qué tampoco me arrecho? es decir ¿por qué me da absolutamente igual? es decir ¿por qué me lo paso por el forro? es decir ¿por qué no lo celebro ni tampoco lo condeno? es decir ¿por qué no me saca ni un aplauso, ni una lagrimita? es decir ¿por qué no le paro ni media bola? es decir ¿por qué no me da ni frío ni calor? es decir ¿por qué no siento orgullo? es decir ¿por qué pienso qué más da? es decir ¿por qué no me pongo una camisita con el logo ni porto banderita ni grito? es decir ¿qué diablos me pasa? es decir ¿nací con un gen torcido? es decir ¿acaso soy la venezolana más rara del mundo? es decir ¿voy a contracorriente? es decir ¿soy él único especimen de esta tierra de gracia al que le es absolutamente indiferente que Venezuela haya ganado la serie del Caribe? es decir ¿fue la serie del Caribe lo que ganó, verdad?

11 comentarios:

Martha Beatriz dijo...

Panita,
hasta ser indiferente es una reacción, el título al menos lo reconoces. De todo hay en la villa, las circunstancias hacen que uno interprete los hechos de manera diferente. Inspiraste mi post de hoy. Un saludo.

Rodolfo dijo...

Pues no se, yo solo vi la jugada final. Me entretiene, disfruto de la reacción de la gente aunque no haya visto ningún juego y hace siglos que no se de beísbol. Ni soy fanático de nada.

rossana dijo...

yo, pues puedo confesar aqui, en esta red bloguera que toda Caracas lee -y parte de Europa- que odio el deporte nacional, especificamente el beisbol. La razon: personal, egoista y de alma. La rutina deportiva de este pais -sobre todo la beisbolera, con sus jugadores estrellas, con sus Cy Young (te odio Johan Santana o como te llames) con sus juegos de la Chinita, con sus semifinales infinitas, con sus doble turnos, con sus extrainnings, con sus series, etceteras- me quito lo que mas queria. Anoche lo recorde, y me dio mas arrechera esa dolorosa especulacion que el hecho de que no me dejaran dormir.

la maga dijo...

rossanita, ¿y acaso tu no me vas a venir a ver nunca en la vida?

Nombre y Apellido dijo...

Aprendiz de Maga, encuentro tu indiferencia y supongo que sólo son preguntas que un alma inteligente se hace mientras el resto vibra de felicidad por un evento. Sea una celebración de reyes o un entierro de pop star, siempre hay un momento para detenerse y preguntarse por qué no nos importa. Sólo la pregunta ya nos hace parte del todo.

Porque una cosa es simplemente estar al margen de algo, (aunque no sea literatura) y otra muy distinta, es echarle la culpa de una pérdida a ese evento. La verdad, estoy sorprendido cómo el post desató semejantes comentarios. Ya lo dijo Borges “otro demérito de los falsos problemas es el de promover soluciones que son falsas también”.

Venezuela duélale a quien le duela es un país de béisbol! Y sólo siento penas por aquellos que utilizan un triunfo en innings para aliviar sus almas, para maniatar respuestas confusas y elucubrar especulaciones donde tienen hechos certeros para responderse.

Reindertot dijo...

"Sólo la pregunta ya nos hace parte del todo."

De acuerdo.

No eres una "bicha rara". Hay muchisisisisisisisma gente venezolana que no le interesa el beisbol en lo absoluto.

RomRod dijo...

jeje... hay que nacer con el beisbol para disfrutarlo. Y no solamente me refiero al beisbol comercial, me refiero a ese deporte que mueve miles de carricitos todos los fines de semana a cientos de campos y que crea caimaneras y juegos de chapita en todas las calles de esta tierra.

Cuando vivía en Chile no podía entender como esos tipos solamente hablaran de fútbol. Algo así.

la maga dijo...

Rom...¿y puedo comenzar ahorita a jugar en caimaneras?
ah, tambièn quiero aprender a bailar salsa
y a tomar màs de tres cervezas seguidas...

uf, me falta pa ser venezolana de pura cepa!!!!!!!!!!!!!!!

Reindertot dijo...

jajaja, buen sarcasmo. Sabes que el dudarlo es lo que te hace alejarte del gentilicio. Yo no bailo un carrizo y ODIO la cerveza. Pero soy una vaina demasiado venezolana carajo.

rossana dijo...

claro que si. sabes que siempre te pienso

Regina Falange dijo...

Maguita:

Me ha pasado, me he sentido desplazada de algunas noticias y tengo por costumbre respirar el aire contrario a las masas. Aunque ésto no se aplique ni se corresponda con mi fanatismo, te entiendo perfectamente!

El fanatismo es una locura, una suerte de vida pequeña con rasgos felices e infelices. Pero qué bueno que lo saque a una a flote cuando se pierden los otros salvadidas del alma! Particularmente, y en este momento, ha sido para mí un aliciente.

Cuando quieras, bella, las clases de beisbol, la doctrina caraquista y mil abrazos para tí!!!!A lo mejor hago que nuestro próximo campeonato se instale en tí como una sonrisa :)Me encantaría!

Abrazos