jueves, agosto 10, 2006

despedirme de ti

"Quizás todos los dragones de nuestra vida son princesas que esperan sólo eso: vernos una vez hermosos y valientes"
R.M. Rilke citado por Savater

claro, también te convertiste en una adicción. imposible. pero me siento rara con eso, como loca, como inventando fantasmas que no existen. tengo que parar, uno debe tener una mínima unidad tangible para relacionarse. además, hay vida allá afuera. sólo tengo que dejar el miedo y la inseguridad y la decepción. asir el mundo. como antes. como siempre. como cuando tenía el vestido amarillo que encantó a media literatura venezolana. como cuando estaba en Amazonas y era bella en el río y ante sus ojos. como cuando escribí la novela que no he publicado. como las dos veces que parí. como cuando lo quise. como cuando nado en el mar, sardinita. como cuando salía con mi mejor amigo, él, sus hijas, mis hijos y era hermoso confesarse en un mc donalds. como cuando bailaba arias de María Callas con mis hijos en el cuarto, precisamente porque no bailo. como cuando viajamos a España mis dos niños y yo y fuimos a Murguía, el pueblo vasco donde nació mi madre y hablamos con las monjas del internado que le quitó la infancia. como cuando esperaba a mi papá los domingos para hacerle arepas con forma de corazón y pulirle los zapatos negros. como cuando descubrí el sexo como verbo de mil conjugaciones. como cuando meto mis pies en agua fría allá en quebrada Quintero. como cuando recorrí de un tirón los museos de Washington. como cuando mi hijo y yo volamos papagayos -muy mal- en Ciudad de México. como cuando bailé -yo que no bailo- sobre las mesas de todos los bares de Cartagena. como ese segundo en el que acerqué mi boca a la suya en la puerta de mi edificio. como cuando patino sobre hielo. como cuando monto bicicleta. como cuando pasaba noches hablando con los niños de la calle, con las putas, con los travestís. como cuando me subí con mi hija en un autobús para recorrer el estado Lara, solas y silvestres. como cuando pienso en lo que quiero hacer. como cuando me subía a los árboles altos y peleaba con los varones malucos vestida de varón. como cuando hacía teatro. como cuando soy hermosa y valiente.
......
(Alana, mi niña, feliz cumpleaños número 30 y disculpa que justo este texto lo haya escrito hoy, cuando debí escribir de ti cantando canciones de Serrat a los 7 años, de ti relacionándote con gente loca de teatro a los 11, de ti, actriz de mi serie de televisión, a ti, hija-hermana-amiga. Te quiero mucho, mi niña. Sólo estoy intentando con este post no seguir metiéndome en líos. Y eso te gustará. Un beso. Tu hada madrina y payaso de todas tus piñatas, ya sabes que soy multifacética)

8 comentarios:

zumba dijo...

Es verdad, la vida está afuera, pero dentro. La interioridad. Internet, los blog ¿Dónde se catalogan? Qué buena pregunta. ¿Cuándo empieza la adicción? Otra interesante pregunta. La adicción empieza cuando se pierde el control. El amor es adictivo como la heroína y el tabaco. El sexo también es adictivo. Maga, parece que repito las formulas de un psicólogo clínico, si te vas no te alejes. Recibe mi cariño. Me hubiera gustado verte con ese vestido amarillo que celebró tanta gente inteligente.

Cuídate mucho.

CABINA AÉREA dijo...

Chamita...no le pares a mis comentarios...son simples interpretaciones a tus letras.
Paso siempre para darte ánimos y saludos
Besos mi niña

Regina Falange dijo...

Esos dragones tuyos son muy chiquitos, mínimos dragones, dragones miniatura, que viven a la sombra de todas tus princesas valientes, esas reinas que han construido contigo tan hermoso anecdotario de experiencias.Princesas que matan dragones.

Aprovecho para felicitar a Alana con todo mi dorado cariño. Ojalá pueda conocerla en una próxima visita. Le deseo felicidad sin límite

Abrazos para ambas

Troka dijo...

"tener que hacer" o "querer hacer"....en lo que resuelvas eso, se te quita un enorme peso de encima.

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Pulverizador paseo de recuerdos.
(Y el alma paga las consecuencias... el alma de los lectores)
Gran y cordial saludo como siempre.

Anónimo dijo...

quién te dijo que lo más bello que tienes son tus ojos?!

Algún día, si me lo permites, te diré lo que es más bello, para mí

Fedosy dijo...

Eeeeeso, maga!!!!!
Pajuera to' y se ha acabao.
A tu salud y por el mundo real.

la maga dijo...

ya sé, anónimo, que la curiosidad mató al gato...pero què es lo màs bello para ti?