miércoles, agosto 09, 2006

disección


Tengo que buscar mis muñecas y las colchas blancas tejidas a mano por ella y algunos muebles y mis libros de los Cinco y mis Asterix y mis Tintín (sobre todo por el capitán Haddock) y mis otros comics y mis novelas y mis libros de teatro y de poesía. Pronto ese apartamento, el de mi infancia, el de mi vida, ya no tendrá mis cosas. Pero ayer recuperé tarjetones de votación de varias elecciones (de la cuarta), esa jarra de promoción de un licor de los años 60, una lámpara, papeles, muchos papeles: Las tarjetas de cumpleaños que me enviaban mis tías de España, las cartas de mi mejor amiga desde cualquier parte del mundo, los cuentos de Alana cuando tenía 9 años, una postal desde Londres de mi amor del último año de bachillerato, las cosas que le escribí a ese violinista de la Simón Bolívar, algunos textos incompletos, los poemas de ese novio de pocos meses. De pronto encontré dos cartas hermosas, en las que un hombre hablaba de lo maravillosa que yo era. Describía una salida, una conversación, hablaba con admiración de mis escritos. Pero no recuerdo a ese hombre de buen trato. No tengo la menor idea de quien es. En cambio mis fantasmas (indiferentes o ajenos o desconocidos o peligrosos) sí los mantengo intactos. Jodiendo.

8 comentarios:

Zumba que zumba dijo...

Bajar al desván es como abrir la caja de Pandora.


Bonita

un tordo dijo...

dejas las viejas mañas Maga, arrímate a los lados de las palabras dulces

Anónimo dijo...

Tordo: eres muy divertido!

CABINA AÉREA dijo...

Mi niña bella, deja todo atrás..no te aferres al pasado (material y emocional); carga tus macundales -tus escritos y recuerdos bonitos- amén de tus muchachos y tu mami....y VIVE
TQM

la maga dijo...

zumba q zumba: quién eres?
Tordo: las palabras dulces, lo sé. A veces las alejamos, adicción a la barbarie.
Cabina: No me estoy aferrando a nada, chama, no entiendo de qué hablas. Estoy simplemente recogiendo mis cositas de casa de mi mamá. No me aferro a ningun pasado pero tampoco reniego de él.

zumba que zumba dijo...

Soy el que soy, dijo el señor de los ejercitos. Pero, yo no soy el que soy.
Querida Maga, soy un visitante y te leo y me he atrevido a dejarte comentarios. No tengo blog por eso no te dejo un vínculo azulito. Soy un zumbdido un zumbido un zumbido ... tan tenue ¿Molesto?

Me gustan sus salidas,

la maga dijo...

para nada, a mi no me molesta. sólo pura curiosidad (soy muy curiosa). porque ¿sabe? éste es el blog de los anónimos que aparecen y desaparecen.

Zumbarancho. No, Zumba dijo...

Yo no desapareceré así por así. No soy anónimo. Soy Zumba que Zumba. Zumba para ti, ojos lindos.