viernes, agosto 11, 2006

mala jugadora











Imagen: la niña que miraba al infinito. Nicoletta Tomas Caravia.


cuando en el friedman jugábamos voleibol, en las clases de deportes (que yo detestaba), siempre las mejores jugadores eran las encargadas por la profesora de armar los dos equipos. iban nombrando a mis compañeras una a una. cuando ya no quedaba nadie, quedaba yo. entonces el equipo al que quedaba designada -obligatoriamente designada- renegaba: "nos tocó m., perdimos".
no me importaba. total, no me gustaba jugar voleibol.

eso pasa.
sólo que otros juegos sí me gustan.

6 comentarios:

CABINA AÉREA dijo...

...je,je,je,je
Me rio porque igual me pasaba a mí; las capitanas se peleaban...por NO admitirme en sus respectivos equipos...
como diría aquel filósofo de la vecindad: Al cabo que ni quería..!!!

Regina Falange dijo...

No se juega ni se gana en todos los juegos..pero siempre encontramos uno que disfrutamos jugar, y puede que hasta terminemos siendo buenos y ganemos en él, a veces contra todo pronóstico.

En otros casos, nos conformamos con competir porque el juego en sí es un tripeo, tanto que nos unimos con los ganadores y celebramos nuestra derrota bebiendo de la copa del triunfador.

Pasa también que nos provoca ser la pelota y la inclusión en el juego se hace perpetua. Estamos en la consecutiva movida y sujetos a los caprichos del toma y dame. Pero es bueno ser la pelota porque no conocemos de reglas.

Yo, en particular, aplico para todos los casos. Con la única excepción de que prefiero llegar de última que ser la segunda.

(Abrazo y disculpa que haya añadido mi visión del juego :)

Regina Falange dijo...

Ah mi querida maga, estoy de aniversario de blog y hay un pequeño detalle para cada uno de ustedes por haber estado ahí, estos meses.

Otro abrazo!

Laura dijo...

¿Por qué a todos nos marca tanto la dificultad en Educación Física? Después de recolectar opiniones, llego a la conclusión de que al final, es algo bueno... Los chenchos que no corrían salieron después con otras cosas más interesantes...

¡Apoyo a los que reciben los pelotazos y echan las manchetas pa' tras!

Psique dijo...

jaajajaja ... a mi me pasaba igual!!!, ese detestable deporteee, por lo menos no siempre perdían, ellas me "cubrían" (con tal, los del oro equipo siempre me iban a lanzar la pelota a mi) y yo me hacía a un ladito para dejar que jugaran ...jajjaja

Definitivamente esas clases no estaban hechas para gente como yo.

Saludos!

Zumba que zumba dijo...

Yo si jugaba y me hacían competir hasta el final, pero siempre me las arreglaba para vengarme y hacer que el equipo perdiera. Desde entonces, creo que soy quintacolumnista.
Un beso m,