jueves, enero 12, 2006

la niña más invisible de todo el colegio

no sé por qué dice que me recuerda si yo era la niña más invisible de todo el colegio. no sé si lo dice más bien por protocolo, por decirlo pues, porque se ve que es un tipo cortés, buena gente, educado (claro, estudió en el mismo colegio que yo, que también soy cortés, buena gente, educada, aunque un poquito fuera de control a veces). dice que tiene buena memoria y, entiendo, eso puede ser esa una excelente justificación para recordar a un fantasma, pero la memoria no puede, no sé, creo yo, crearle imagen a la transparencia, darle cara a lo irreal, darle ojos y boca y nariz a esa niña que permanecía escondida, agazapada en lo más oculto del patio del colegio. además, hay que recordar que esa niña no hablaba. si usted ve a esa niña en la foto de algún grado está de primera pero era la más chiquita de todos y se tapaba a ella misma. quizás bajaba la miraba o no sé si cerraba los ojos. si ella no veía a la cámara, la cámara, suponía, tampoco la vería a ella. era la niña que aún no cumplía con el par de tetas requerido en el bachillerato. la niña que salía corriendo cuando tenía que enfrentarse. la niña que sacaba 20 pero que se echaba a llorar si le tocaba hacer una exposición. la niña que dejaba de ser transparente cuando se ponía roja de pies a cabeza si algún muchacho le gustaba y la miraba de frente -de frente porque tenía que pedirle cambio de cinco, o la goma de pegar, o la respuesta a la pregunta número seis-. además, él -ese que dice que la recuerda- era un muchacho de los más grandes, de los que estudiaban en los grados de arriba, de esos -supongo- que tenían novia bonita, cómo iba a recordar a la más invisible, a la más chiquitica, de las niñas del colegio, la que no quería que nadie la viera, la que aún se ampara bajo sobrenombre en un blog.

11 comentarios:

Reindertot dijo...

20 puntos! (Si, era predecible, pero lo hice por ser el primero en comentar)

Saludos.

Jean Nicotine dijo...

Quizá por que se recuerda más el silencio que la bulla, la belleza quieta que la algarabía de las tetas...y no te engaño claro que nos gustan las tetas y los culos, pero algunos sabemos abrazar.

Con una copita de vino y 10 cervezas, en el CC los Chaguaramos, leyendo y llorando a mares por Lituma en los Andes del oligarca Vargas Llosa...

Tu amigo que espera barruntar y echar a perder la literatura esta noche,

El Nico.

Anónimo dijo...

niña, pilluela y vergataria....pa que machzzzzz, un beso mi megamaga

Pino dijo...

TAN INVISIBLE COMO YO...

Nostalgia dijo...

ay no, te pasas, Maga...
invisibles los otros, quizá (para muestra el amigo que te recuerda)
saludos ♥

Regina Falange dijo...

Como dicen que lo esencial es invisible a los ojos... Por eso te recuerdan

Te abrazo!

Color otrora dorado

Psychof*cker dijo...

Eso es para demostrar que uno nunca sabe quien se fija en uno.

Nice blog. C'ya!

Rodolfo dijo...

Amiga, estoy borracho. llegado de la calle hace un rato y con u mensaje en el cel como respuesta de esa mujer que usted sabe que adoro...duro fuerte, inconcluso como siempre es ella. Pero al menos siento que de alguna manera definitivo. aunque yo no me sienta agusto con su respuesta.

Le digo lo mismo que al Nico. Cada sábad en mi casa hay una rica sopita. a la que desde ya está invitada.

Abrazo

Rodolfo. El equivocado, una vez más.

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Invisible, puede ser. Imprescindible, siempre!!!

Todo lo mejor para ti.

la maga dijo...

por cierto...no fue que se fijó en mí, fue que me recordó...
y no. no creo que salga el sol por aquí. tampoco creo que sea desde esos ojos.
quizás desde otros que a lo mejor curiosean estas palabras. sólo que me asusta muchísimo esa posibilidad.

Kareta dijo...

De verdad eras invisible??, si es así, ¡eres una escorpiona fuera de lo común!